sábado, 26 de enero de 2013

YA IREMOS……





Ya en casa guardo la caja en el fondo de mi armario, esperando el momento de abrirla, no sé el motivo pero no ha llegado, así que ahí la dejo, guardada bajo mi llave mental.
Miguel me observa sin decir nada sentado sobre la cama.
-es hora de comer.
-¿tienes hambre? volvamos al caserón, aún es temprano, me apetece abrir todas las puertas y ventanas, va siendo hora de airear esa casa….
Digo, mi estómago aun no ha terminado de triturar el opulento desayuno, da vueltas y vueltas pero no termina de hacer su trabajo.
 El teléfono interrumpe la conversación, Miguel sale de la habitación. Mis pensamientos vuelven a la caja la saco de nuevo y salgo de la habitación. La acomodo en otro lugar otro fondo de armario. No quiero mezclar pasado con presente o futuro me digo mientras cierro la puerta del armario.
Miguel apoyado en el alfeizar de la puerta observa cada movimiento.
-¿algo importante?
-nada que no pueda esperar, estoy a gusto en casa.
 Dice mirándome intensamente, intentando adivinar mis pensamientos.
-¿hacemos la comida?
Está claro que tiene hambre pero yo no así que insisto en ir al caserón y abrir todas las ventanas, airearlo. No dice que no, pero tampoco que sí. Vuelve a reclamar comida.
-ya iremos. Estoy a gusto en casa.
Abriendo el frigo y sacando alimentos cocinables. Le dejo hacer observando, alucinando y disfrutando del momento. Me apoyo en la encimera de la cocina a su lado pero sin intervenir.
-Se me hace rarísimo tenerte en casa un día de labor.
-estoy agobiado, las cosas en el ayuntamiento son cada vez más difíciles.
-lo sé.
-estoy a gusto en casa ¿algún problema?
-ninguno, más bien todo lo contrario ¿quieres que te ayude con la comida?
-no que luego dices que lo haces tu todo.
-mientras se hace la comida ¿te importa que me acerque al caserón y abra las ventanas?
-ya iremos ¿qué manía te ha dado hoy? Si no vas nunca.
-no sé, da lo mismo ya iremos.
Con la mosca detrás de la oreja, le dejo hacer, para una vez que hace algo….

Hasta mañana. Agur.

MARIAN
Publicar un comentario