viernes, 10 de junio de 2011

CHASCARRILLOS , CHASCARRILLOS


-Aquí hay lio.

-ya estamos. ¿Quién con quien?

-la hija de Alberto con el hijo de Juan.

-Leire con Gorka, que así se llaman. Yo solo les veo hablar.

-llevan muchos días haciéndolo.

-Manuel, eso es normal. ¡Cómo te gusta especular!

-normal, entre comillas. Si te cuento que Gorka lo ha dejado con la chica….

-¡qué sabrás tu!

-es fácil,  hasta hace poco, Gorka no quería trabajar los fines de semana, porque se iba a Pamplona a ver a su chica, y ahora resulta que no le importa, conclusión, lo han dejado.

-si tu lo dices…

-yo lo digo y te diré más.

-no me lo puedo creer ¡qué!

-ella, está a punto de caramelo, con cuatro chorradas más que le haga él, cae, te lo digo yo.

-ahora querrás que apostemos.

-no es necesario, ya hay apuesta.

-¡qué pueblo! ¿No podéis dejar a la gente en paz?

-les dejamos en paz, nadie se mete.

-Estaría bueno que os metierais para influir en el resultado. Si me lo cuentan no me lo creo. ¿No tenéis nada mejor que hacer?

-en este momento es el mejor chascarrillo que circula en el pueblo, hay que entretenerse con algo.

-bueno por lo menos todo se queda en el pueblo, ¿cómo es la apuesta?

-nadie duda de que estos acaban juntos y revueltos, esas cosas se ven, llevamos tiempo observándoles. Se ha puesto fecha y lugar del primer encuentro.

-¿qué has apostado tu?

-yo opino que estos se revuelven en fiestas, ya lo verás.

-¿Dónde?

-eso es fácil, en la ermita, donde van todos.

-¿vais a ir a mirar? Sois capaces.

-no, ¡hombre! Todo se sabe.

-falta casi un mes para las fiestas.

-sí, ella se va quince días con sus amigas  de vacaciones.

-a lo mejor lo hacen como despedida.

-no creo, ese día ella trabaja hasta tarde, en verano trabaja donde Antonio, a él le toca trabajar a la noche, no hay tiempo.

-fíate tú, ¿a que ella va a verle a las Ventas cuando salga de trabajar? Lo van a hacer en las Ventas, vas a perder, con la cantidad de sitios que hay para esconderse, hasta puede utilizar una habitación y ni nos enteramos.

-yo me entero de todo.

-¡qué chulo eres!

-ella, se va a hacer de rogar un poco, no es de las que se van con cualquiera, ni en la primera cita.

-¡qué sabrás tu!

-yo lo sé todo.

-Miguel me ha dicho que ya tiene el libro ese que me va a dejar, le he dicho que cuando tú vuelvas del trabajo te pasaras por su casa a recogerlo, si no te importa.

-ya lo recojo yo.

-vale, ya tengo ganas de verlo, según me dijo hay muchos chascarrillos, a lo mejor me entero de donde viene esa costumbre de apostar que hay en este pueblo.

-de toda la vida, siempre se ha hecho.

-¿no tienes algo que contarme?

-pues no sé, chica, ¿de qué estamos hablando?

-me encantaría ser la segunda dama del pueblo ¡qué categoría!

-¿has estado hablando con Miguel?

-cuando fui al ayuntamiento me lo contó, no te había dicho nada, esperando que fueras tu el que lo contase.

-no hay nada que contar, no pienso presentarme.

-¿por qué no?

-a mí la política no me va.

-en este pueblo no se hace política, hace falta que alguien gestione bien las cosas del pueblo, ahí estoy de acuerdo con Miguel, tu eres el adecuado.

-¿qué tal llevarías tu que hablasen mal de mí?

-tú ya sabes que si tengo que tirar a alguien de los pelos por ti, lo hago.

-hablo en serio, de todas formas todavía no he tomado una decisión definitiva, ya veremos.

-a mí ya me gustaría, ¡qué morbo! Igual se me subían los humos ¿te imaginas?

-prefiero no imaginarme nada de momento, ya se verá, hay tiempo.

-¡soso! Con lo que me iba a chulear yo.

-sí, hasta que te llegase el primer chascarrillo sobre el alcalde.

-ya sabes que siempre he pasado de esas cosas.

-¿si alguien con muy mala intención, que en este pueblo los hay, te cuenta con pelos y señales que tu marido, el alcalde, se acuesta con la secretaria, como le pasó a Miguel?

-¿era verdad?

-ni lo sé ni me importa. Lo único que sé es que le costó su matrimonio, la envidia es muy mala, nena, hay gente con muy mala leche, además eso es lo menos que te puede llegar.

-son bobadas, algo más habría entre ellos, por un chascarrillo mal intencionado, una pareja no se separa.

-asunto nuestro no es y tuyo menos, tú no estás libre que no se te olvide, ponte el cartel de ocupada y el anillo bien a la vista

-no es necesario, sé de sobra cual es mi sitio, estoy donde y con quien quiero estar.

-mejor así.
Publicar un comentario