lunes, 8 de agosto de 2011

LAS ALARMAS DE MI CABEZA SE HAN ENCENDIDO TODAS A LA VEZ

La cobardía tiene sobre el valor una gran ventaja: la de encontrar siempre una excusa


El cara borde sigue sin dar señales de vida ¡qué chorrada! Es producto de mi imaginación, vida no creo que tenga, bueno el caso es que desde que andan estas locas por aquí no le veo.
Al final no fue tan mal la comida familiar, salvado el momento en que Fermín y yo nos miramos y  dedicamos unos segundos a su memoria, serán cosa mías, pero yo lo vivo así. Aguanté como pude las ganas de llorar. Pasado el mal momento han sido risas, burradas, bromas y muchísima animación. Nekane y Haizea se empeñaron en que bebiera más de la cuenta ¡qué manía! Me negué en redondo. Se conoce que ellas ahogan sus penas con alcohol, pues yo no pienso echarme a la bebida.
Cuando ha llegado la hora de mi caminata he querido irme, no me han dejado, he tenido que frenar el impulso de enfadarme y mandarlas hacer puñetas, lo hacen con buena voluntad me he dicho.
Me he vuelto a animar y hasta me he quedado a cenar y a la verbena. Hemos ido al herriko a pinchar algo, no entraba desde que Manuel no está, me ha dado un poco de cosa, he mirado por todos los lados como buscándole, cosas de la vida, me he encontrado a Miguel. Me he sentido un poco incomoda al principio, no quería mirarle, pero no he podido evitarlo, a demás le he pillado un montón de veces mirándome. Manuel diría, eso es porque tú también mirabas. No le hubiera faltado razón. Me apetecía sonreírle, pero me daba apuro, no quiero que se equivoque, además este par de locas pueden pensar lo que no es. No me faltaría nada más que quisieran hacer de Celestinas. Mejor este tema me lo dejo para mí, como muchos otros.
En la verbena he bailado un par de veces con él. Al final he fingido un terrible dolor de cabeza y me he largado a casa, sin darles tiempo a reaccionar. No sería justo que le diese a este hombre falsas expectativas sobre una relación que no va a existir,  lo peor de todo es que me sentido arropada por él, he preferido salir huyendo, se han encendido todas mis alarmas, lo mejor era irse.
Hasta mañana. Agur.
MARIAN
Publicar un comentario