sábado, 4 de agosto de 2012

NO TE HAGAS LA DORMIDA


Me metí en la cama en cuanto se fue, si no vuelve esta vez no pienso ir a casa de su madre, pensé. Pero vino, se metió en la cama.
-no te hagas la dormida.
-no lo estoy haciendo.
-asunto resuelto, no tienes de que preocuparte, ya le he dicho unas cuantas cosas, espero que se mantenga al margen, conmigo no va a jugar y con mi mujer tampoco, ¿esa eres tu no? Bien entonces deja de mortificarte con sus chorradas.
-no son chorradas, a lo mejor tiene razón y lo único que te traigo son problemas.
-el único problema que tengo contigo es tu falta de confianza hacia mi, espero con el tiempo y mucha paciencia conseguirla. Solamente pido es que cuando tengas algún problema me lo cuentes, nada más, fíjate que fácil te lo pongo.
-no es tan fácil.
-el día que consigas quitarte el sentimiento de culpa, lo lograrás. Te sientes culpable por eso ocultas  cosas, así lo complicas todo mucho más, te haces daño a ti misma. ¿Cuánto tiempo lleva Nekane amenazándote con amargarte la vida? Lo jodido de todo es que le has dado el poder de hacerlo. Quítaselo, ella no es nadie para ti, no tienes con ella ninguna responsabilidad, mañana vamos a hablar con Fermín, vamos a resolver esto legalmente. Quizá pienses que no me doy cuenta, equivocada estás, estoy mucho más pendiente de ti que de lo que te imaginas,. Aunque creas que sabes disimular, lo haces muy mal, callo esperando que seas tu la que me lo cuente,.
-no sabes las cosas que cuenta de mi.
- da lo mismo que lo salga por su sucia boca.
-quizá a ti si, a mi no ni a la gente tampoco. Dice que yo provoqué que Oscar se quitase la vida, que me casé con su padre por interés, no sabia que estaba enfermo..
-no puedes hacer caso de esas cosas, da lo mismo lo que diga el problema es el efecto que hacen en ti sus palabras. Porque no irás ha decirme a estas alturas que tiene razón.
-no, se equivoca completamente.
-no se equivoca, Marian, su intención es hacer daño, sabe que lo consigue.
-te aseguro que delante de ella me hago la fuerte.
-ya te conoce, sabe de sobra como darle la vuelta a las cosas para jugar contigo.
-no se porqué demonios le conté mi vida, mira, luego dices que confíe en la gente ¿de qué me sirve? Para llevarme malos ratos.
-el problema no eres tu, es ella la que actúa mal, además ¿porqué ocultar que Oscar se quitó la vida? por él o por ti. ¿No andará tu sentimiento de culpa al querer cerrar bajo cincuenta candados esa verdad? Se sincera conmigo¿ hiciste algo para que él tomara esa decisión?
-no lo sé.
-dilo claramente, mea culpa, mea culpa. Yo induje a Oscar a quitarse la vida porque soy mala y perversa…
-¡te estas pasando!
-ben, ya te ha costado reaccionar. Entérate ya de una vez, fue decisión suya, no voy a decir que fue un cobarde, pues hace falta mucha valentía para hacer lo que hizo, si la hubiera utilizado de mejor forma, otro gallo le hubiera cantado y a ti también. Ahora vamos a intentar dormir.
-vale, abrázame, bueno espera un poco que me da la calorina ¡ufff qué calor! Vuelven los sofocos. Vete para allá ¿de que te ries? A mi no me hace ninguna gracia, ardo por dentro.


Hasta mañana. Agur
MARIAN
Publicar un comentario