domingo, 5 de agosto de 2012

Un día de transición


Ilusionada, pero con cierto temor, una absurdidez de las mías, pues en nada va a cambiar mi relación con Miguel, pero no puedo evitarlo. Observando las miradas de cierta gente que se que hablan de mi a mis espaldas alentando los comentarios mal intencionados de Nekane, de la que no sé nada ,pero sé que sigue en su empeño.
De la consulta-charla con Fermín no sacamos nada en claro, primero porque Nekane posee el cuarenta por cien del hotel, no puedo deshacerme de ella y lo que yo creo más importante es que para Fermín la familia es intocable, haga lo que haga y Nekane es sobrina directa, sé por experiencia que no va ha hacer nada que la perjudique, lo que  a mí me pone en una situación muy delicada pues en su momento fui familia postiza ahora no soy nada. Entiende la situación, pero se que no va a mover un dedo por resolverla. Tampoco creo que esté en sus manos. Saldrá el sol por Antequera, en algún momento las aguas volverán a su cauce, eso espero. Estoy cansada de esperar que la vida ponga a cada uno en su sitio. Paciencia, no puedo decir que en este momento me esté molestando, por lo menos no a la cara, por detrás si.
Se han empeñado en hacerme una despedida, es absurdo además de que me resulta incomodo estar en la mira de todo el mundo. No he tenido más remedio que aceptar, Luisa es la que la ha liado. Me he casado dos veces,  en ninguna de mis bodas he hecho despedida de soltera y ahora, cuando menos sentido tiene, la voy a hacer. En fin, no tengo más remedio. No tengo ni idea de quien vendrá si he de ser sincera, quitando a Luisa que es lo más cercano que tengo como amiga, no intimo con nadie más, hablo con todo el mundo, pero marcando distancias. Además aun sabiendo que son cosas mías, siento que la gente me mira de forma distinta, ya se porqué y me hace sentirme muy incómoda, sé que culpa mía no fue, que la decisión la tomó él, que además con su acción me complicó mucho las cosas. Estando a su lado siempre me sentí muy sola, con lo que hizo dejó bien claro que no solo me sentía así, si no que lo estaba. Pasado. Con Manuel todo surgió de una manera que fui a casare sin saber que lo hacía, con lo cual no hubo despedida. Bueno, ahora no tengo más remedio que aceptar la juerga. Espero que tengan en cuenta que soy Marian, más rara que un perro verde, que bla, bla, bla. En este pueblo son muy brutos a la hora de hacer esas cosas, espero que tengan consideración conmigo.
Miguel también va ha  hacer despedida de soltero, él está encantado, anda intentado sacar información sobre las burradas que le tienen preparadas, para intentar fastídiales, se lo está pasando en grande, disfrutando y me alegro por ello.
Viéndole a él, está de un humor excelente, con más fuerza en su mirada que nunca, desplegando su sonrisa a diestro y siniestro, esto me lo han contado, dicen que parece un crio con zapatos nuevos, no entiendo muy bien el porqué, no es más que un tramite, nuestra vida no va  a cambiar por ello. La  cuestión es que está logrando que yo me ilusiones con el tema, que espere impaciente a que llegue el día. Va a ser en el ayuntamiento, eso creo. Está haciendo los preparativos él, no quiere contarme nada. Da lo mismo, lo hará bien.

Hasta mañana. Agur.

MARIAN
Publicar un comentario