domingo, 15 de abril de 2012

NO SOY CAPAZ DE PERDONARLE


Las horas pasan, sigo sin tomar una decisión con respecto a mi padre, no quiero ir, pero sé que debo hacerlo, lamentaré el resto de mi vida no haber hecho lo correcto, no estar donde debía.
¿Dónde estaba él cuando salí de mi casa con una maleta y una niña de dos años en brazos? ¿Dónde estaba él, cuando mi madre me reñía sin parar? ¿Qué lugar ha ocupado en mi vida?
A pasado de ser mi ídolo de la niñez a no poder verle, a darme asco su presencia, antes de recordar lo que pasó, no podía verle. Me ha costado mucho ponerlo en su sitio, no fue tan buen padre como yo imaginaba, todo lo contrario, lo que pasó con él ha marcado mi vida, aún sin tener un recuerdo concreto del acto, pero sé que pasó.
Mi cabeza da vueltas y vueltas, sin ser capaz de tomar una determinación.
-no soy capaz de perdonarle.
-no podrás hacerlo si no te enfadas con él, si no asumes que abusó de ti no puedes enfadarte con él, sin enfado no hay reconciliación.
-¿qué tengo que hacer? ¿Ir y montar un escándalo?
-ni mucho menos, es un trabajo interno tuyo, tienes que asumir lo que pasó, tienes que enfadarte y luego perdonarle.
-¿si estuvieras en mi lugar irías a verle?
-si, pero por ti no por él, si tuvieras claro que no deseas verle, no te estarías haciendo esa pregunta. Ve, despídete de él, es tu padre mal que te pese, gracias a él estás en este mundo. Hasta yo en condiciones normales le daría las gracias por ello. Ve, Marian, conociéndote vas a sentirte mal si no lo haces.
-¿me acompañas?
-por supuesto.
-¿cómo voy a ir así? ¡Tengo una pinta!
-venga, haz esas cosas que tú haces, pero ligerito, ya hemos perdido mucho tiempo.
-habrá más gente, familia a la que hace muchísimo que no veo. Voy a intentar arreglarme lo mejor posible, es una tontería mía, pero no me gusta que me vean mal.
-Marian, vas a ir a ver a tu padre que se está muriendo, asúmelo, no vas de paseo, ¿te das cuenta de lo que haces? Entretienes tu cabeza con bobadas para no ver.
-lo sé, pero es que si ni acabaría mal, Teno que hacerlo así.
-seguirás cayendo una y otra vez.

HASTA MAÑANA. AGUR.

MARIAN

Publicar un comentario