jueves, 20 de octubre de 2011

¿QUÉ LE PIDES A LA VIDA?


-así que eres celosilla además de mandona.

-ni mucho menos, no soy nada mandona.

-¡vaya sonrisa picarona que tienes! Me gustan las mujeres con carácter. ¿Qué vas hacer ahora que ya no vas al hotel?

-no lo sé, pero algo tengo que hacer, no quiero quedarme en casa, necesito algo que me obligue a levantarme por las mañanas.

-¿no sería mejor algo que  haga que te levantes con ilusión todas las mañanas?

-pues sí.

-no sabes qué hacer con tu tiempo ¿te sientes perdida? Si.

-no es eso, lo que no quiero es matarme trabajando, ya lo hice durante mucho tiempo, no me aporta nada, no busco dinero.

-ya es algo, por lo menos sabes lo que no quieres. ¿Económicamente estás bien?

-tengo lo suficiente para vivir, si el hotel se vende cogeré mi parte entonces sí que no necesitaré preocuparme por el dinero, si al final lo compra Andrés dejaré mi dinero allí, con lo cual cobraré algo, aunque sea beneficios, no lo sé todavía.

-¿qué le pides a la vida?

-que me deje vivir tranquila.

-¿qué le das tu a la vida?

-¡yo a la vida! nada, no tengo nada que darle.

-lo que tu des a la vida ella te lo devuelve multiplicado por dos.

-no me gustan este tipo de conversaciones, ¿qué coño he hecho yo para que la puta vida no me haya dado nada más que palos y malos momentos?

-pasado, vives en el pasado, mira para adelante, crea tu vida, tu futuro, está en tus manos. No te pongas seria, es una conversación informal. ¿Sueñas? Yo sueño.

-¡qué poco te conozco!

-tienes una imagen de mi completamente errónea. ¿Cuáles son tus sueños? ¿qué haría que te levantases con una sonrisa por las mañanas?

-tú.

-gracias por incluirme en tus deseos, pero ve más allá, a mí ya me tienes creo tu futuro como si fuera un cuadro. Piensa en un lienzo en blanco, llénalo de colores, matices, crea tu paisaje. Mira por la ventana, hace un día precioso ¿ves el negro por algún lado?

-siempre hay sombras, no hay nada perfecto, hasta en un día soleado hay zonas oscuras.

-sí, para resaltar el colorido de los rayos del sol. Todos tenemos sombra, siempre va a estar ahí, no podemos deshacernos de ellas, son nuestras malas vivencias. Mira al sol, deja de mirar atrás, vamos  dar una vuelta, sonríe a la vida, a la mañana. Quiéreme un poco.



Hasta mañana. Agur.



MARIAN

Publicar un comentario