miércoles, 5 de octubre de 2011

ENCEFALOGRAMA PLANO


-¿paramos a comer?

-como quieras, yo no tengo hambre.

-tú nunca tienes hambre,  hasta que ves comida delante.

-sí, eso es verdad.

-estás muy seria, me gustaría pasar unos días agradables contigo, sin pretenderlo creo que te he molestado, lo siento. Lo único que quiero es que confíes en mí, no darte el día. ¿Qué puedo hacer para que confíes en mí?

-tiempo.

-vale, suelta un taco con mala leche.

-déjalo estar, cuando lo haga será porque me sale, no es necesario forzar nada, como tu bien sueles decir.

-vale, entonces dime algo agradable, una sonrisa de las que me enamoran.

-tampoco me sale en este momento, estoy plana, ni triste ni alegre, encefalograma plano.

-¡coño! ¿Tengo que reanimarte?

-inténtalo, estoy en crisis de pensamiento, ni buenos ni malo, cero.

-algo de actividad cerebral ya debes de tener, aunque sea poco, si no, no podrías hablar.

-lo hago por inercia, se me da bien. Me siento como la economía en este momento.

-¿qué harías para cambiar las cosas?

-empezar de cero. Hay tantas cosas mal hechas, que es imposible arreglar nada tal y como está planteado .un especie de comunismo en el que todos, y digo todos, seamos iguales, donde no mande el que más tiene, si no el más inteligente, donde el dinero no tenga valor, donde las necesidades básicas estén cubiertas y aseguradas. Mientras el mundo gire en torno al dinero, mientras los bancos manden, no hay nada que hacer. ¿A quién le perjudicaría una banca rota?  Al que tiene dinero en el banco porque al parado que ya ni cobra, creo que le va a dar lo mismo. ¡A la mierda con todo! El mundo está mal organizado. Hay que empezar de cero. Todos en pelotas y comiendo lechuga, manzanas ¿qué tontería es esa de prohibir comer? Se come lo que haya, todo es de todos. Hay que empezar de cero, no hay más remedio.

-¿despertarnos un día en un prado verde lleno de árboles frutales? Por ejemplo.

-por ejemplo, con cabañas, no donde no exista la envidia, es uno de los peores defectos del hombre, donde solo mande la inteligencia, donde si alguien es más fuerte y consigue dos manzanas, ponga la que le sobra encima de la mesa, sin tentaciones de esconderla para pegarse el festín solo. Donde nadie mire por encima del hombro a nadie.

-he dicho.

Hasta mañana. Agur.

MARIAN

Publicar un comentario