sábado, 15 de octubre de 2011

¿COMO SERA LA ALCALDESA?



Miguel ha quedado con unos amigos esta noche, no me apetece nada, tendré que ir, claro está. Va a ser nuestro primer acto social, como él dice en tono de broma, como en el pueblo y alrededores no nos podemos dejar ver juntos, aquí, a un montón de kilómetros por medio podemos comportarnos como una pareja normal y eso es lo que él quiere, yo también para que voy a negarlo, todavía no entiendo los motivos por los cuales no nos dejamos ver juntos en nuestro entorno, en fin ya llegará si ha de ser.

El caso es que ha quedado con una pareja, ella es la alcaldesa de un pueblo de por aquí, no recuerdo de cual, da lo mismo porque no conozco. ¿Cómo se supone que tengo que comportarme yo? No tengo ni idea ¿de qué se habla en una cita así? No tengo ni idea, yo de política cero. Haré lo de siempre, sonreír, escuchar y callar.

 Agustísimo me quedaría en la habitación esperándole, no puedo hacerlo, Miguel me interesa y mucho, me gusta cómo me trata, necesito más tiempo para hacerme a él, creo que si pongo de mi parte si me involucro en sus cosas, esta relación puede tener futuro, eso espero, pero claro esto es lo que tiene ser la pareja de un alcalde, hay que cumplir, saber estar a la altura de las circunstancias.

¿Cómo será la alcaldesa? Por más que mi cabeza busca excusas para no ir, no encuentro ninguna, voy a sentirme incomodísima, no sé si tengo aquí ropa adecuada para ir. ¿Cómo será la alcaldesa? ¿Me pasaré la noche buscando miraditas entre los dos alcaldes? Por ahí voy mal, muy mal. Una fuertísima jaqueca ¿seria buena excusa? ¿Un cólico? Mal, por ahí mal, que ya nos conocemos, Marian, que empezamos imaginándolo y al final sucede, no será la primera vez, que cosas buenas pocas, pero malas todas, así que cuidadito con eso, hemos quedado en que Miguel te interesa,  me interesa y es de las pocas cosas buenas que me pasan en mi puta vida, así que a estar a la altura. ¿Cómo será la alcaldesa? ¡Qué manera de complicarme la vida! ¡Ya estoy cortocircuitando mi cerebro! Hasta humo me sale por las orejas de tanto darle vueltas al tema.

A ver qué puedo hacer, intentaré arreglarme lo mejor posible.



Hasta mañana. Agur.

MARIAN

Publicar un comentario