viernes, 9 de septiembre de 2011

ME HE SENTIDO MUY INCOMODA


Yo tengo más respeto para un hombre que me permite conocer dónde se encuentra, incluso si está equivocado. Que el otro que viene como un ángel pero que resulta ser un demonio






Iba pensando en mis cosas, no me he dado cuenta del coche aparcado de  Miguel hasta que estaba encima, ¡frenazo! Sin darme cuenta de que detrás venia un coche, que casi me arrea. Miguel a pedido disculpas con el brazo, era un vecino del pueblo, por esta carretera no circula nadie más, yo blanca.

-no puedes seguir haciendo estas cosas

-¿en qué ibas pensando?

-en ti.

-ojalá, permíteme que lo dude.

-avísame de que me vas a esperar.

-documentación.

-¡anda ya!

-¿llevas documentación Marian?

-no, lo digo enserio, si no salgo del pueblo, aquí todo el mundo me conoce.

-eso es una irresponsabilidad.

-lo que tu digas.

-¿estás de mal humor? Tienes el ceño fruncido.

-casi provoco un accidente, ¡menudo susto me he dado!

-él tampoco iba bien, demasiado cerca.

-la culpa ha sido mía, ¿por qué hacemos estas cosas?

-porque  tú eres mi primer pensamiento del día.

-te comportas como si todavía estuvieras casado, ¿estás separado?

-divorciado.

-entonces ¿qué problema tenemos?

-yo ninguno, ¿Quién era ese barbas con el que hablabas ayer?

-¿Cuándo?

-ayer en el bar, te pagó el café.

-es un cliente del hotel. Si te hubieras acercado hubiera hablado con los dos.

-no me gustó como te miró cuando te levantaste, te hizo la radiografía.

-como se supone que no tengo pareja pensará que puede hacerlo, su comportamiento conmigo es correcto. ¿Eres celoso?

-mucho. ¿De qué te ríes?

-nada, déjalo.

-pasemos el día juntos.

-tengo que pasarme un momento por el hotel.

-te acompaño, luego nos vamos.

-vale.

-Marian..

-qué.

-nada.

En el hotel, Nekane, la hija de Manuel, esperando. Me he sentido muy incomoda. Una tonteria de las mias.





Hasta mañana. Agur.

MARIAN

Publicar un comentario