lunes, 15 de agosto de 2011

¿LAS COSAS DE PALACIO VAN DESPACIO?

Cuando no se puede lo que se quiere, hay que querer lo que se puede
 Terencio

El cara borde vuelve a su postura inicial, habrá terminado de meditar. Sigo sin entender porqué me hace tanta gracia ¿qué tendrá este tipo que ver conmigo? Algún día se esclarecerá el misterio, digo yo.

Hoy tenía que ir al ayuntamiento a por un permiso de obra para el hotel, me ha dado apuro subir, no sabía si Miguel esteraría. Me he tomado un café y he subido. ¡Cómo me complico la vida yo sola! no estaba, he dejado los impresos y demás documentación y me he sentado en la plaza a tomar otro café, enseguida lo he visto pasar, no me ha visto, me parece que es un poco despistado, no creo que se haga el tonto. Me he puesto nerviosa, pero no pienso analizar los motivos en este momento, dejémoslo estar así, cosas mías. No recuerdo si con Manuel me pasaba. Punto y final al tema.

He vuelto al hotel, estaba dando una vuelta y hablando con unos y con otros, cuando lo he visto entrar en recepción, me he hecho la despistada, me da vergüenza que se pueda dar cuenta de que me pongo nerviosa cuando lo veo. Andrés se ha acercado a mí. “el alcalde quiere verte” me ha dicho, he mirado hacia él haciéndome la interesante y le he sonreído. Le he dicho que pase  a la oficina, que enseguida iba ¡qué tontería la mía!

-te dejo esto, tengo prisa, ya lo hablamos.

Y se ha ido. ¡Qué desilusión! Para una vez que tengo algo que hablar con él, se va. Me ha devuelto los papeles que le he llevado esta mañana firmados, permiso concedido. ¿No dicen que las cosas de palacio van despacio? Con Miguel no, dicho y hecho. Lo que me ha quedado claro es que ha marcado distancia conmigo, ahora no he sido yo, que nadie me diga nada. ¡Qué tontería! Si es posible que todo esté en mi cabeza, que ni tan siquiera se haya fijado en mí como mujer, más vale que no se dé cuenta de mis chorradas.

Haizea ha llamado que viene este fin de semana con compañía ¿será algún noviete? Seguro, cambia de novio como de chaqueta, eso está bien así el día que se asiente hará buena elección, no estoy muy segura de eso, se enamorará del peor, en temas de corazón la razón desaparece.

Sigo cambiando la ruta de mi caminata, para evitar, ya no se qué, da lo mismo, no analicemos.



Hasta mañana .Agur

MARIAN.


Publicar un comentario