miércoles, 3 de agosto de 2011

LA TERTULIA



No basta decir solamente la verdad, mas conviene mostrar la causa de la falsedad.
Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.


¿Cuándo dejará de llover? Dice el periódico que no llovía tanto, un mes de julio, desde mil novecientos veintiocho, ¡pues vaya! Lo peor es que he oído en la radio que estadísticamente, si el mes de julio es muy lluvioso, agosto viene similar. Dicen que los pantanos están llenos ¡vaya noticia! Solo faltaría que se dejasen escapar tantos litros de agua, en fin, hasta eso está mal repartido, unos tanto y otros tan poco.

Cuando he entrado en el comedor, se me ha caído el alma a los pies. A causa del mal tiempo estaba lleno, estamos casi al completo y todo el mundo estaba en el comedor sin saber qué hacer, hasta dos familias han pedido la cuenta, no me extraña nada. El caso es que el ambiente del comedor era rancio, el desanimo de los comensales se palpaba en sus gestos cansinos.

Solo se salvaban dos mesas que debatían no se qué tema, me he acercado a ellos y me he metido en su discusión, no sé muy bien como le he hecho, pero a los pocos minutos todo el comedor hablaba sobre el tema. Me ha encantado, el ambiente ha cambiado por completo, la charla de unos con otros se escuchaba hasta en recepción. Ha surgido de una manera espontanea y un poco desordenada, pero me ha encantado, me ha recordado a las antiguas tertulias de algunos bares, lo cual me ha dado una idea, mientras el tiempo siga dándonos por saco, habrá que organizar algo para que la gente no se aburra.

Muchas veces he pensado en hacer competiciones de parchís, me encanta ese juego. Así que ni corta ni perezosa me he ido al pueblo de al lado y he comprado un montón de tableros, de varios juegos. Para media mañana tenia medio hotel empapelado con la propuesta. ¡Todo un éxito por cierto! He dudado si meterme yo en la competición, pero al final lo he hecho. Por si interesa a alguien he quedado la tercera.

Mientras casi todas las mujeres le dábamos a los dados, los hombres  se han montado otra tertulia sobre el maltrato a las mujeres. Manuel  se hubiera sentido orgulloso de mí. Como para mañana ya dan un poco de mejoría creo que he evitado que se vaya más gente asqueada por el tiempo.

He salido del hotel muy tarde, hoy no a habido caminata, lo he echado de menos, pues me ayuda a cansarme. Me he dado una vuelta por el pueblo y me he cruzado con Miguel.

-¿todo bien Marian? – me ha preguntado.

-muy bien Miguel.

-aio, Marian

.agur.

He cruzado dos frases con él ¡voy mejorando! ¡Bien por mí!

Hasta mañana. Agur.

MARIAN.





Publicar un comentario