miércoles, 24 de agosto de 2011

AHORA SI PUEDO CERRAR ESA PUERTA.

El verdadero valor de un hombre se determina examinando en qué medida y en qué sentido ha logrado liberarse del yo
 Albert Einstein

He salido del hotel temprano para evitar encontrármelo. Por cierto el cara borde se ha debido quedar en casa, no lo veo por ningún lado.

Mi humor es excelente, por fin voy a ser capaz de cerrar esta puerta, que no de olvidarle, ¡imposible! Él ha sido lo mejor que ha pasado por mi vida, con él he abierto infinidad de puertas, lo que vivimos juntos es imposible que consiga olvidarlo, ni quiero, demasiado bonito para borrarlo de mi memoria. Ya no está, lo que ayer viví, lo ha provocado él, estoy segura, quizá sean cosas mías, pero yo lo he vivido así, fue tan intenso que es la única explicación que puedo darle. No podía ser de otra manera.

Estoy convencida de que el motivo de mi viaje era este, ya no pinto nada en este pueblo, debo volver, retomar mi vida, ir pasando por todas las puertas que él ha ido abriendo para mi, VIVIR, con mayúsculas. No va a ser un camino fácil, llevo mucho lastre encima, pero él me he dado la fuerza para ir deshaciéndome de él, para ir soltándolo poco a poco sin lastimarme demasiado.

Por él, lo voy a hacer, se que siempre va a estar a mi lado, ayudándome, voy a hacer que se sienta orgulloso de mi. Que aplauda cada patada que vaya dando a ese muro que me separa de los demás. Que cada vez que suelte un saco de arena mire para arriba y vea su sonrisa. Lo voy a hacer por él y por mí. Llevo toda la vida metida en mi coraza, bueno, llegó el momento de salir.

Me ha llamado Miguel, con la tonta excusa de que tiene que hablar conmigo sobre los planos que le mande para el permiso de obra. He quedado con él pasado mañana. No sé si llegaré a algo con él, en este momento a dejado de obsesionarme el tema, si ha de ser será, pero disfrutando de todas las sensaciones, jugando. La historia de Manuel no se va a repetir, es imposible, no hay dos personas iguales, sería muy aburrido. Comienza una nueva etapa en mi vida, otra más.

Hasta mañana. Agur.

MARIAN


Publicar un comentario