martes, 19 de julio de 2011

¿TENEMOS LO QUE NOS MERECEMOS?


-suelta lo primero que venga a tu boca.

-estúpida.

¡Coño! Empezamos fuerte.

-sigue, déjate llevar por lo que salga.

-insoportable, no aguanto tanta presión, por un lado tengo a Fermín controlando cada movimiento que hago, hasta me coge el móvil cuando cree que no me doy cuenta, tengo que borrar las llamadas que no quiero que vea, no aguanto más, esto va a acabar conmigo, cualquier días me va a dar un ataque de nervios, no sé lo que voy a hacer en ese momento,, soy capaz de cualquier cosa ¿porqué esta vida es tan jodida? Ya no puedo más, no sé qué camino coger, tire para donde tire es un callejón sin salida. ¿Por qué a algunas las cosas les van bien sin merecerlo y a mí se me ha torcido todo? Me da una rabia que se me revuelve el estómago. Tu por ejemplo, de ser una infeliz, que no tenia donde caerse muerta, eso lo sé por ti, tu lo has reconocido, ahora mira, lo que no entiendo es por qué vas de humilde. A mí no me engañas, algo escondes, puedes hacer que no te importa el dinero, pero nadie se lo cree. Tu comportamiento no es normal, tras esa fachada de inocente algo escondes, de algo te ocultas, algo has hecho que no quieres que nadie se entere, algún día se sabrá, al final todo se sabe, que lo sepas. Cuando viniste a vivir al pueblo con esos aires de prepotencia vida te puso en tu sitio, cada uno tiene lo que se merece lo que se busca.

-para que por ahí no paso, el tema de mi familia ni me lo toques, hace falta ser cruel, para decirme eso, que no vuelva a oírte decir que busque lo que le pasó a mi hija, porque no. Tía eres mala, sabes donde hacer daño. Terminamos por hoy, ya no me quedan ganas de seguir escuchando tu basura, porque es eso lo que sale de tu boca, en vez de mirar dentro de ti para solucionar tu vida te dedicas a volcar tu basura sobre los demás, a ti un poco de humildad te vendría bien. Tú si has provocado la situación en la que te encuentras, tú sí que escondes cosas, eres tú la que ocultas tu pecado. Si crees que por meterte con los demás vas a solucionar algo, lo llevas claro, si piensas que por sacar los trapos sucios de los demás vas a limpiar los tuyos, equivocada vas. ¿Crees que por que los demás tengamos nuestras cosas justifica tu mala acción? Te equivocas, que cada cual llave su cruz, el día que dejes de fijarte en la cruz de los demás y te hagas cargo de la tuya, será el primer paso para salir de la mierda en la que estás metida. Aquí lo dejamos. Mañana nos vemos si quieres, a mi no me haces ningún favor que lo sepas, soy yo la que te está ayudando a desmontar lo que llevas dentro, así que no te equivoques. Hasta mañana, si es que apareces.

Debía llevar la coraza bien puesta, no me han afectado sus palabras, a eso se llama querer hacer daño gratuito.
Publicar un comentario