domingo, 17 de julio de 2011

NO LO ENTIENDES


-He quedado mañana con Luisa, pero me gustaría hablar antes contigo.

-soy todo oídos,

-es un tema un poco delicado, tiene que ver contigo.

-ya sabía yo que alguna me caería.

-no, es una bobada, está celosa.

-de qué

-de nuestra relación, de cómo te comportas conmigo. Con ella  dice que nunca te has comportado así.

-¡hombre! ¿Qué quiere? ¿Qué me meta en la cama con ella y su marido? ¿No querrá un trió?

-no, qué mal pensado, no va por ahí la cosa. No asume tu cambio.

-¿de qué coño hablamos?

-a veces pareces tonto, o es que te lo haces, que todavía es peor. ¿Me vas a hacer decírtelo?

-¿qué problema tienes en reconocer que soy el más guapo del pueblo y que todas están coladitas por mi?

- en fin, ni te voy a contestar a eso. Lo que le pasa a Luisa es que ve como me tratas, como me sonríes, todo ese tipo de cosas que hacemos tú y yo.

-sigo sin entender donde está el problema.

-hay de verdad, que difícil lo haces, que le hagas un poco de caso, tan sencillo como eso.

-mi comportamiento con ella ha sido siempre correctísimo. ¿Qué coño quiere?

-ella dice que siempre se ha preocupado por ti y que a lo mejor no se siente recompensada.

-¿de qué cojones estamos hablando?

-no te mosquees, lo que intento es llegar a un acuerdo.

-a un acuerdo de qué, vamos a ver que yo no tengo ningún conflicto con ella. Ya sabía yo que al final me iba a caer algún marrón.

-que no, te equivocas, lo único que digo es que seas un poco más amable con ella, nada más.

-¿está tía tiene algún problema conmigo?

-que no, está celosa, no es tan difícil de entender, ¡chico sonríele un poco más! Tampoco te pases porque a lo mejor el problema lo tienes conmigo.

-está claro haga lo que haga salgo jodido.

-que no, es un poco más cariñoso con ella, no seas tan frio.

-¿ y si el que se mosquea es Fermín? Ese no se anda con mariconadas, me suelta una hostia a la mínima, ¡qué me pille haciendo el tonto con Luisa!

-no te estoy diciendo eso, cuando no quieres entender no hay nada que hacer, está claro. ¿tan difícil te resulta prestarle un poco de atención? Un punto medio.

-así la he tratado siempre y así la voy a seguir tratando, si está celosa no tiene ningún sentido, dile que se lo haga mirar, por mi parte no voy a cambiar nada, que hable con su marido eso es lo que tiene que hacer.

-que hable con su marido de qué.

-de lo que tenga que hablar ¡las vueltas que le estáis dando al tema por no tener los cojones suficientes y hablar con Fermín!

-no lo entiendes.

-pues no, ni voy a perder medio minuto de mi tiempo en pensarlo. ¿entendido?

Publicar un comentario