domingo, 3 de julio de 2011

LA REALIDAD SUPERA LA FICCION


-voy a darle la vuelta al casete, podía ser reversible por lo menos.

-a mí me gusta así, tiene su encanto, no vayas de tan moderno, que tu esto lo has vivido igual que yo.

-sí pero el mío era reversible, podías pasarte toda la tarde escuchando el mismo caset. Elige, tenemos…, mira está la de Paquito Chocolatero, como hay un Dios que esta cae hoy, como despedida.

-no quiere reconocerlo, pero le gusta ¿qué más hay?

-más rancheras, ¡cómo le gustan al viejo las rancheras! Baladas, este que no sé quien cojones es ni lo que canta.

-a ver déjame.

-¿no sabes leer? Antonio Gardel, ponla.

-no. Elige otra. ¡Mira! Benito Lertxundi elijo yo, esta.

-luego dice que soy yo la que no le hago caso.

-¿quieres un pedazo?

-no. Te quiero a ti.

-directo y sin preámbulos, ¡con lo romántico que eres algunas veces! ¿De qué te ríes?

-ahora mismo te estoy imaginando desnuda.

-vaya novedad, no se para que me visto.

-para que yo pueda imaginarte desnuda y luego ver cómo te quitas la ropa.

-como empieces así ¿sabes que va a pasar?

-qué

-que no llegamos a la noche sin hacerlo.

-¡qué disgusto me das! ¡No, por favor!

-¡que bobo eres!

-y tú qué bonita. Cuando te metes la cuchara en la boca, ¿la rechupeteas con la lengua?

-¡Manuelllll!

-chica, es lo que estoy pensando, que quieres que le haga. ¿Por qué con este vestido no se te cae el tirante?

-porque va a anudado al cuello.

-¿si te lo suelto se cae el vestido?

-ya sabes que si, ya lo has hecho.

-luego lo repito, debajo no llevas nada ¿cierto?

-ya te has encargado tu de comprobarlo, para que luego digas que no te hago caso.

-¡madre de Dios!

-no les mezcles  en esto.

-ni en mis mejores fantasías eróticas. Que las tuve y muchas contigo. Malo me estoy poniendo.

-es lo que tiene hablar de estas cosas.

-es lo que me pasa, mirándote. La realidad supera la ficción.

-¿me quieres?

-más que a mi vida, pero mi cabeza ahora está en otro lado, en lo que hay debajo de ese vestido, cómo me gusta esa sonrisa perversa que me estás echando. Eres lo mejor que ha pasado por mis manos, eres preciosa, ¡Cuánto tiempo hemos perdido! Cambio que terminamos llorando los dos. ¿Has terminado de rechupetear la cuchara?

-sí. Me fumaria ahora a gusto un cigarro.

-los cojones, igual luego, después del café cuando me fume yo el purito.

-¡tienes un morro!

-sí, si, a lo que íbamos, voy a darle la vuelta a la puta cinta, ¡vaya trabajo que tengo hoy!

-con lo que te gusta a ti estar sentado.

-si tú estás encima mío, mejor. ¿Seguimos con Benito?

-pon lo que quieras, lo vas a hacer de todas formas.

-así me gusta, que se note que el que lleva los pantalones soy yo.

-como te los quite, ya veremos quien lleva los pantalones.

-hazlo, no te cortes, sabía que ibas a decir eso, tengo la escopeta preparada para disparar. ¿Bailas?

-como no.

-sí que está preparada.

-desde que te tengo para mí está así, la has vuelto loca, como a mí.

-en fin que le vamos a hacer, ahora va a resultar que la culpa es mía.

-no lo dudes, nena, no lo dudes.

-para un poco, que anda Julián y su mujer por ahí, que son muy discretos pero están.

-¿quieres que le pida la habitación?

-no, me da apuro.

-¡eres más sosa! lo que no habrá vivido este hombre ya, a ellos les va a dar igual.

-pero a mí no. ¿Damos una vuelta?

-como quieras

-¿Qué te hace gracia?

-a ti te gusta hacerlo al aire libre, vamos a dar una vuelta dice ¡ja! Yo ya sé lo que tú quieres. ¿Nos llevamos el cassete?

-tendrás que mirar si tiene pilas, porque no sé donde piensas enchufarlo.

-el viejo seguro que tiene. Como cuando era chaval, tenia uno parecido a este, pero reversible, llevaba los bolsillos llenos de cintas.

-si no hace más que quejarse y está encantado con el aparato.

-¿qué aparato?

-ni te voy a contestar. ¡Vamos machote!

-metete las cintas en el bolso.

-no llevo, no me hace falta.

-¿vas sin documentación ni nada?

-no me hace falta.

-nena, a quinientos metros está la frontera, no puedes andar sin documentación.

-con decir que soy la mujer de Manuel, ya está, a ti todo el mundo te conoce.

-sí, hay llevas razón.
-Benito tiene cierto parecido contigo, hasta la voz la tenéis parecida, sois los dos guapos.
-eh… maja no te pases, para ti el único guapo que hay soy yo.
Publicar un comentario