viernes, 8 de julio de 2011

CUANDO DAS AMOR Y RECIBES ODIO, EL AMOR SE TRANSFORMA EN ODIO.


-nena, tienes visita. Nekane ha venido a verte.

-¡hola Nekane!

-hola ¿cómo lo llevas?

-muy bien, creo que en un par de días a casa. Me alegro de verte.

-pasaba por aquí- dijo riendo.

-como te pareces a tu padre, eres la versión femenina de Manuel.

-Voy a por café ¿os apetece?

-yo sí.

-una Coca-Cola, para mí.

-marchando.

-¿porqué se siente tan incómodo conmigo?

-porque no hacéis nada, para acercaros. ¿Te quedaras unos días por aquí?

-sí, hasta que tu estés bien, me he ofrecido a pasar noches contigo, me ha dicho que no es necesario, que para eso está él.

-no es necesario que se quede nadie, puedo quedarme sola tranquilamente, son cosas de él, debería irse a casa a descansar, pero no quiere.

-no me parece normal su actitud, está perdido sin ti, no es normal.

-no se adonde quieres ir a parar.

-depende demasiado de ti, desde luego no es la misma persona de la que Gema me ha hablado.

-seguro que no, de lo cual me alegro, si te molestases en conocerlo por ti misma te darías cuenta de que hombres como él hay pocos, si algo he aprendido de él, en todo este tiempo es que hace las cosas porque quiere, porque le salen, pero de una manera libre, no está aquí conmigo sin moverse de mi lado, porque se siente obligado o porque no sepa que hacer, te equivocas completamente, está aquí porque es donde quiere estar, libremente. Manuel es una persona que lo da todo, consciente de ello y sin pedir nada a cambio, lo hace por amor. Quizá no lo entiendas, pero es así, tu padre es libre, con valentía suficiente para decir no, cuando algo no le conviene, es de las personas más integras que he conocido, te costará mucho conocer a una persona en la que puedas confiar, a la que puedas amar sin miedos, sabiendo que nunca te va a defraudar, que siempre va a estar ahí, por es lo que quiere hacer.

-está claro que lo quieres.

-no tengas duda, daría la vida por él, es lo mejor que he conocido- la puerta de la habitación se abrió- solo puedo dar gracias de que se haya cruzado en mi camino, de tenerlo a mi lado, solo pido saber corresponderle como él se merece, aprender a hacerle feliz. Tu padre no tiene ningún problema, soy yo, que de tanto que le quiero, me duele, soy yo la que no se vivir con tanto amor, soy yo la que  recibo tanto de él, que en vez de disfrutarlo y ser feliz, me complico la vida y se la complico a él. Si te molestases en conocerle por ti misma, te darías cuenta de la suerte que tienes.- la puerta se volvió a cerrar.

Aguantó las ganas de llorar.

-intenta acercarte a él, no te vas a arrepentir, va a ser la mejor decisión que hayas tomado en tu vida.

-ya, pero me parece que soy parte del pasado que se empeña en olvidar.

-no, no es fácil para él. El problema que puede tener tu padre es que es tan generoso, que si no da con la persona correcta, le hace mucho daño, eso fue lo que le pasó con tu madre, no era más que un crio, pero lo dio todo, ella que también era una cría no supo apreciar lo que tenia y lo mató en vida, le quitó lo que más quería, solo porque no entendía que es el amor incondicional. Yo no la conocí a ella, si lo conozco a él, es capaz de darlo todo por amor. Eso tiene su vuelta, cuando das amor y recibes odio, el amor se convierte también en odio, eso fue lo que pasó. Si tu hermano y tu os hubieras criado con él, la historia hubiera sido distinta, ella era lo de menos, él solo quería cuidar de su hijo, nada más. Ella eso no fue capaz de entenderlo, prefirió que sus hijos malvivieran antes que dárselos a él. No era más que un crio, pero tuvo la mala suerte de no dar con la persona adecuada. No es tarde, tu eres muy joven, dale la oportunidad de demostrarte lo que lleva dentro, dale la oportunidad de hacer lo que siempre ha querido, amar. No es que no pueda vivir sin mí, no, es que no quiere, soy yo la que después de conocerle, después de sentir su amor, no puedo vivir sin él.


Publicar un comentario