jueves, 14 de abril de 2011

SSSSSSSSSSSSHHHHHHHHH NO DIGAS NADA

¡Qué raro que no haya llegado todavía! No sé, se habrá entretenido con alguien, es raro, me hubiera llamado, no pasa nada, ya vendrá, ¡ay…..! y si le ha pasado algo, es tan raro, ya empiezo con mis paranoillas, es que siempre es tan puntual y tan metódico, que se me hace raro que esté tardando, le vendrá bien salirse de sus estrictas normas, mira que es aburrido, no sé porque le critico, yo soy igual, siempre hago lo mismo, voy a los mismos sitios, veo siempre a las mismas personas, igual es que simplemente se ha quedado en el pueblo a tomar una cerveza, hace calor, es raro, me hubiera llamado, pero es que tampoco tiene por qué darme explicaciones de todos sus movimientos, ya pero es que siempre que se retrasa me avisa, eso no significa que me dé explicaciones, ni mucho menos. Me dan tentaciones de llamarle, pero no quiero ser pesada. Voy a aprovechar a echarme el ultimo cigarrito del día, mientras viene, últimamente no hay manera, yo creo que me observa, porque cada vez que intento escaquearme para fumar, siempre aparece, me vigila ¡qué pesado! Yo ya sé que él fuma a escondidas, hasta se donde tiene escondidos los puritos, y no le sigo, me dan tentaciones de cambiárselos de sitio, haber qué hace, igual lo hago para tomarle un poco el pelo.
-te pillé.
-me has asustado.
-algo que no debes, estás haciendo, para asustarte, apaga ese cigarro. Ahora dime con todo tu morro que no fumas.
-¿de dónde vienes tan tarde?
-solo me he retrasado diez minutos,
-has salido de la rutina.
-¿de qué hablas? ¿Solo por diez minutos?
-sí, toda una aventura para ti, llegar diez minutos tarde, ¡que atrevido!
-mira que graciosa, está chistosa ella, no todo el mundo es como tú, para ti el concepto tiempo no existe, te da lo mismo retrasarte cinco minutos que media hora. Lo curioso es que cuando te toca esperar lo haces con el reloj en la mano, encima le llamas la atención si llega tarde
-¿porqué tienes que sacarle punta a todo lo que digo? Eres tu el que ha llegado tarde, no te metas conmigo.
-no me llames la atención.
-pero si te he felicitado por atrevido, ya puestos y solo por curiosidad, ¿dónde has estado?
-me ha parecido que había demasiada gente en la plaza, he parado para ver que pasaba.
-haber esperado a que tus fuentes te informen.
-la familia Mendizábal al completo, la mitad llorando.
-¿ha pasado algo?
-el padre a muerto.
-vaya, ¿era muy mayor ya no?
-sí, noventa y muchos.
-pobre.
-cosas de la vida.
-¿cómo lo has hecho? Te has parado y has ido derecho a preguntarles.
-jajajaj, tienes ganas de tocarme los huevos, eh cachorrita. Mañana tenemos funeral.
-hace años que no voy a ninguno, el día que yo me muera, creo que no va a ir nadie, qué más da no me voy a enterar.
-ya, pero los que se quedan si, la gente que te quiere sí , no se puede ir por la vida siendo tan individualista, como tú, todos dependemos de todos.
-vaya se suponía que era yo la que te estaba tocando las narices, pues va a ser al revés. No estás tú de muy buen humor. ¿Pasa algo?
-no, pero no me gusta que me mientan.
-eso a qué viene.
-llevas quince días diciéndome que no fumas, con todo el descaro encima.
-tu también fumas a escondidas,  y no me enfado, es más te diré que la tontería me hace gracia, para grabarnos, los dos buscando el momento para fumar sin que el otro nos pille, a mi me hace gracia ¿tu cuando fumas?
-en fin, déjalo estar, en parte tienes razón, pero tú a mi no me has pillado fumando.
- pero ya sé donde tienes los puritos escondidos, majo, que no me la das. Que te escondas mejor que yo, no significa que no me dé cuenta. ¿Cómo lo haces, te lavas los dientes para que no te huela a tabaco? Me las se todas, todo lo que tú quieras hacer, yo ya lo he hecho antes. En otras cosas me ganarás, en fumar a escondidas soy una experta, lo he hecho muchas veces ya, si me has pillado es porque estoy un poco harta de hacerlo, me aburre.
-pues deja de fumar.
-en ello, estoy.
-eso no te lo crees ni tú.
-¿cómo va lo del juzgado?
-Fermín se encarga, es Nekane.
-malos tiempos nos vienen.
-¡joder, nena!
-te veo muy preocupado.
-un poco.
-¿cenamos?
-a eso he venido.
-pues ya te puedes ir, no hay cena.
-¿porqué eres tan chula cuando te da el cuarto de hora?
-por que me gusta, pon la mesa.
-¿qué hay para cenar?
-ensalada y filete.
-nena, podias echarle un poco más de imaginación a las cenas, siempre cenamos lo mismo.
-hace una semana que no comes filete.
-si por lo menos le hicieras unas patatas fritas.
Este no sabe con quien se está metiendo.
-¿Dónde compras la carne?
-¿por?
-el filete además de soso está duro.
-a mi me parece que está como siempre.
Voy a empezar a ignorarle.
-¿hay yogurt?
-no, prepara el café.
-¿porqué me dices que no hay yogut? Si hay.
-porque me estás tocando las narices.
-¡qué cojones tiene la cochorrita!
-no me gusta nada cuando estás así, antes me ponia nerviosa, ahora ahogo lo mismo que tu. Tu estas algo más que preocupado.
-estoy dolido.
-lo entiendo.
-pero no  quiero pagarlo contigo.
-no te preocupes, mira qué espaldas tengo, yo siempre que estoy enfadada lo pago contigo.
-no es lo mismo.
-si, pero no lo vamos a discutir ahora, sientate que te saco el yogurt.
-Ya me estoy comiendo uno.
-pues no haberte adelantado, ahora te tendrás que comer otro, te voy a sacar hasta el café, pero que no se te ocurra sacarle faltas, o no te dejo que te fumes el purito, ni aunque te escondas. Tienes razón, el filete estaba un poco duro, mañana le diré al carnicero cuatro cosas, va a ser la ultima vez que me da un filete duro para mi marido, lo de soso se arregla echandole sal. no me mires así, quieres que te abrace o pasamos directamente al sexo, no me contestes, dejalo, haré las cosas a mi manera, es mejor no dejarte intervenir, a saber que es lo que pasa por tu cabeza, te he dicho que no abras la boca, haz el favor de sentarte, ya te saco el café y una copa, luego voy a buscarte un purito a tu escondite, ya no hace falta que fumemos a escondidas, ahora que nos hemos descubierto, sshhhh, a callar, de todas formas tiene su punto de diversión, lo que se agudiza el ingenio eh. Vamos a tomar el café al jardín, hoy no hay tele, pasas mucho tiempo delante de la caja tonta, sssshhh, sin protestar, te pasas el dia fuera de casa y en cuanto cenas vas directo al sofá, le haces más caso a la tonta que a mi, hoy no hay tele decidido, ya te entretengo yo, ssshhh, he dicho que no abras la boca, y no me mires de esa forma ¡hombre! Tu hoy estas muy transgresor, no te has puesto cómodo, ¿qué pasa hoy contigo? Andas un poco revelde, haz el favor de ir a ponerte el pijama, ya has llegado diez minutos tarde y has comido con la ropa de la calle, tanto desorden igual no es conveniente, a la, a por el pijama, sin rechistar, te sigo por si acaso, que estas un poco raro tu hoy, haber si te vas a poner el pijama al reves, y ya seria la de Dios, para preocuparme, te tendria que llevar al médico, que no me mires así ¡hombre! Ni te rias, bueno reirte si, ehhhhh, que te estoy viendo, haz lo que haces siempre, te sobra algo debajo del pantalón del pijama, qué relajadita está, es raro verla así, bueno luego le haré algún mimo, muy bien, así está mejor, vamos para abajo, tu delante que hoy estás un poco raro ¡pero que culito tiene mi chico! Me encanta verte en pijama, algún dia tendremos que hablar de ello, mira para adelante, no te vayas a caer, voy a dejar de pensar en tu pijama, porque claro lo que a mi realmente me gusta es meter la mano por debajo, no te estoy provocando, mira para adelante, solo era un pensamiento en voz alta, no te emociones, que todavia no toca. Voy a tu escondite, ¿de qué te ries?  Me encanta oirte reir, aquí hay gato encerrado, ahora que lo pienso, tu cajetilla de puritos no baja, ay… me las estás dando con queso, la has dejado ahí porque sabias que la iba a encontrar enseguida y no iba a buscar más ¡tienes un morro! Tienes más escondites, pues que sepas que yo tambien, por si a caso, no vaya a ser que me pilles, y me quede sin tabaco, que tu eres muy capaz de tirarme el paquete entero, para que veas que me las se todas,  hay que ser precavidos,que te quede clarito que si tu fumas, yo tambien, voy a aprovecahar hoy, que no te dejo hablar, porque tu te las das de liberal, pero no majo, eres un poco machista, ssssshhh, no digas nada, ni habras la boca igualdad de condiciones, tambien eres un poco chapado a la antigua, pues que sepas, que lo que vale para ti, para mi tambien, estaria bueno,sssshhh, a callar. No me hagas gestos, que me haces reir, no puedo estar seria, un poco de formalidad ¡HOMBRE! Que me estoy calentando.te voy a explicar la función del pijama, porque claro, tu dices que yo soy rara, espera que voy a encender otro cigarro, este se a consumido solo, por cierto, podiamos dejar de escondenos para fumar, cuando nos de otra vez la cosa de que hay que dejar de fumar, volvemos a escondernos,a lo que iba, lo del pijama, la gente normal, se pone el pijama para meterse en la cama, tu te lo quitas, ¿eso te parece normal? No me contestes, con el tiempo que llevas callado, a saber la que me vas  a soltar, dejalo, no es una critica lo del pijama, a mi me gustas con pijama, no se porqué, la verdad, algún dia lo pensaré en serio, ufff, voy a dejar de pensar en ello, que me pongo mala como tu dices, haber Manuel, que no te deje hablar, no significa que no puedas moverte, podias sacarme otro café, ¡madre mia! Voy a dejar de pensar en lo que hay debajo del pijama.hay que reconocer que a pesar de tus cincuenta y UNO, sigues estando muy bien, demasiado bien igual, ¿no habrá por ahí alguna lagarta que te haga ojillos no? Que no te rias, que no me entere.Por cierto, creo que llevas rato sin escucharme, que no me extraña, ¡vale! me estoy acordando de Buenafuente, llevas mucho rato en tu cabeza con el tututututututu, de comunicando. Podias contestarme algo, macho, parece que estoy hablando sola.

Publicar un comentario