sábado, 26 de marzo de 2011

Mi hermana la tonta

- Voy a tomar un rato el sol al jardín.
-¿no te apetece que salgamos?
-más tarde, llevamos todo el día de aquí para allá, estoy un poco cansada.
-si no te conociera me lo creería.
-no empieces, Manuel, que aburres.
-ya que estás de mal humor, voy a practicar un rato de sillón booll. ¿Puedo?
-¿alguna vez te digo yo lo que tienes que hacer?
-si, muchas veces.
-ahora que te ha dado por no ir a trabajar ¿de qué vamos a vivir?
-ya iré mañana, estoy hasta los huevos de trabajar.
-te pasas el día trabajando, tu tampoco tienes punto medio, si trabajas tanto es porque te da la gana.
-déjalo, nena, aunque te lo explique no lo vas a entender.
-hoy me estás hartando de verdad ¿me estás tomando por tonta? O solo pretendes incordiarme. Aquí donde me ves yo también he tenido negocios, con empleadas y todo, también estoy acostumbrada a trabajar muchas más horas que tu, la diferencia es que he aprendido a vivir sin ser adicta al trabajo, puedo estar bien a gusto sin hacer nada. Aprende. ¿No te gusta como hago mi trabajo en las Ventas?
Manuel reía a carcajadas.
-¿se puede saber de qué coño te ríes?
-picona
-anda y que te den, majo, me voy a tomar el sol, si te has quedado solo para incordiarme podías irte un rato a trabajar.
-¿quieres que me vaya? Si te molesto en casa me largo.
-el que se pica ajos come, donde las dan las toman, el que da recibe, cada uno encuentra lo que busca ¿quieres que siga o me voy ya a tomar el sol?

-vete a quemarte un rato, sinvergüenza.
Manuel se sirvió una cerveza y salió detrás de ella.
-el sillón te espera.
-prefiero incordiarte.
-vete a trabajar un rato.
-los cojones, teniéndote a ti desnuda en el jardín, aquí me quedo.
-¡mirón!
-¿qué me dices de tu hermana?
-está claro, tranquila no me va a dejar. ¿Qué quieres que te diga de ella?
-¿Cuándo vas a decidirte a hablar con ella? No puedes seguir rehuyéndola toda la vida ¿qué pasará cuando tu padre falte y hayas perdido completamente la relación con tus hermanas?
-no tiene porqué pasar eso.
-pues yo creo que es lo que buscas.
-te equivocas. Llevo toda mi vida buscándome la vida yo sola. Salí de casa de mis padres con veintidós años, con una niña en brazos y casi con lo puesto, no necesito de nadie para vivir, cuando más lo necesité ¿Dónde estaban ellas? Eso sin hablar de mis padres, que ahora no viene a cuento, mi aislamiento de los últimos años no es más que el resultado de lo que la vida me ha enseñado, no puede pretender que haya una estrecha relación, no te voy a decir que no sienta nada por ella, pero nuca se ha comportado conmigo como mi hermana mayor, así que ahora tampoco, como una vez me dijo ella, el año tiene trescientos sesenta y cinco días, no cuatro, que desde luego son con los que yo me quedo con respecto a mi familia, no quiero nada más que eso, verles de vez en cuando y vale, estoy acostumbrada a relacionarme poco con ellos, es lo que hay, pero eso tampoco lo he provocado yo, ahora está el tema de mi padre, bueno pues ella, a sacado más de mi padre que yo, a mí nunca me ha dado nada, lo poco que tengo a salido de mis costillas, es la vida la que me ha llevado a vivir independiente de mi familia en todos los conceptos.
-vale, lo que no entiendo, es por qué te pones tan nerviosa cuando vas a verla. ¿Por qué la evitas después de ser tú la que la ha invitado? ¿Por qué te sientes inferior a ella?
-¿de dónde sacas tu esas conclusiones?
-de tu comportamiento. ¿Ella te llamaba tonta?
-se pasaba la vida llamándome tonta, siempre me presentaba como su hermana la tonta. ¿Sabes qué era lo malo? Que nadie me defendía de sus desprecios, yo me avergonzaba y me escondía en mi misma, me iba a la luna o a donde fuese, donde nadie me mirase, donde nadie notase mi presencia. No estoy resentida, ni mucho menos, de hecho ni me acordaba de estas cosas, no sé porque me acuerdo ahora, ya me da lo mismo. Aprendí a caminar yo sola, no me ha ido tan mal, la tonta aprendió a vivir por sus propios medios, sin depender de nadie, no dependí ni de mi marido, la vida me enseñó a que mejor sola que mal acompañada. Así que no vayamos ahora de guais, porque no, Manuel, llevo sola toda mi vida, construí tal muro a mi alrededor, que nadie fue capaz de tirarlo, hasta que entraste en mi vida, tu eres el único que ha conseguido traspasar ese muro. Tengo muchos ladrillos que desmontar todavía, pero ya he empezado a destruirlos. Acabo de descubrir otro rincón de mi cerebro, lo voy a seguir explorando hasta que consiga que vea la luz por completo. Es curioso, este es otro tema que tenia escondido, el sicólogo me preguntó muchas veces por las relaciones con mi hermana, no me acordaba de nada, pues me acabo de acordar, no es tan cariñosa como quiere aparentar, ni tan maja, como le caigas mal, lo llevas claro, esa es la diferencia entre ella y yo, que yo no me meto con nadie, nunca he ido a dañar a nadie sabiendo que hacia mal, soy mejor que ella, que quede claro. La hermana tonta, le dio trabajo a ella en más de una ocasión, la tonta se compró una villa, la tonta se ha casado con el dueño de dos hoteles ¡toma esa! Me acabo de dar cuenta de que los problemas que tuve con mi cuñada, la hermana de Oscar venían de atrás, porque esta tipa, era igual que mi hermana, se pasaba la vida haciéndome de menos, pero a esta le salió mal, de esta sí que conseguí defenderme y ponerla en su sitio ¿te acuerdas? ¡Que se joda!

Publicar un comentario