martes, 29 de marzo de 2011

Luna llena

Sentados en el jardín disfrutando de una preciosa noche, la luna alumbraba casi como si fuera de día. Era de esos días en que no podía dejar de mirarlo, la semi oscuridad le daba a halo de misterio, podía ver el brillo de sus ojos, sobraba hasta la luna, sus ojos, alumbraban la noche, estaba especialmente guapo. Amenizaba la noche con sus cantos acompañados de la guitarra, cantaba para ella, mirándola fijamente a los ojos. Algo bueno he tenido que hacer, para que esto me esté pasando. Era de esos extraños días en que podía percibir sus emociones, conseguía meterse dentro de él, no es que consiguiera leer sus pensamientos, iba más allá, palpaba su amor, su comprensión, el deseo de su cuerpo hacia ella. Percibía una zona oscura en su cerebro, donde nunca había conseguido entrar, pero le parecía que cada vez  esa oscuridad iba menguando, ya irá saliendo lo que tenga que salir ¿Quién soy yo para meterme donde él no quiere? ¿Quién soy yo para juzgar sobre zonas oscuras del cerebro?  Respetó esa parte inaccesible de él. Llevaba puesta esa camisa blanca que tanto le gustaba como le quedaba, se la ha puesto queriendo, no sabe este nada, sabe de sobra que hacer para conseguir sus objetivos, es muy listo, es la persona que más ha llegado a conocerme, que más se ha  preocupado por mí, así me tiene, tonta perdida, enamorada como una adolescente y lo sabe. Podría hacer conmigo lo que quisiera y lo sabe, sin embargo no se aprovecha de mi desventaja. Madre mía, pero mira que está guapo, por dentro y por fuera. Cerró los ojos, imaginó que bailaba con él, refugiada en sus brazos. Dejó de escuchar la guitarra,ahora estaba en sus brazos, pero de verdad, susurraba en su oido , lo que antes era una canción, ahora era poesia.
Gracias, Dios mio, por darme la oportunidad de conocerle, de llenarme de él. Me he pasado la vida,luchando por hacerme un hueco en la sociedad, pensando que si ganaba dinero, lo lograria, pero nunca he sido materialista, las cosas, el dinero, nunca me han gratificado, siempre me ha faltado lo más importante, sentirme querida, apoyada, tener alguien a mi lado que es capaz de darlo todo por mi y no por miedo a perderme, que es lo que pasó con mi difunto marido, no , alguien que se afrece a mi, sabiedo  lo hace, con libertad, sin miedos.Eso es lo que percibo de él, el amor en su pura esencia, sin egoismos, hace que yo me sienta egoista, cuando nunca lo he sido, he dado más de lo que he recibido siempre, pensando que si daba recibiria, pero no, donde yo buscaba cariño, he recibido egoismo. Gracias Dios mio, ahora tengo lo que siempre he buscado, aunque economicamente este bien situada, él se encarga de que no me falte de nada, pero lo que estoy viviendo a hora lo sentiria igual durmiendo debajo de un puente, con él a mi lado, es todo lo que necesito. Pero que dificil es conseguirlo, pero yo lo he conseguido.Gracias a quien sea, a él por abrazarme, por dejar que me meta dentro de él y sea capaz de ver lo que hay dentro de él, que nadie me diga que es un hijo de puta, no lo conocen, yo se lo que hay dentro de él, no entra la mentira, imposible, soy capaz de ver lo que hay en su interior, es lo mejor que he conocido. La vida te puede llevar ha hacer cosas insospechadas, nunca sabemos como vamos a reaccionar ante ciertos hechos, no está en nuestras manos juzgar a nadie, quien esté libre de pecado que tire la primera piedra, no seré yo la que lo juzgue, yo tambien tengo un pasado del que hay cosas de las que no me siento muy orgullosa.
Lo siento tengo que dajarlo aquí, lo que hoy iba a ser una entrada bonita, un acto de amor a la luz de la luna, se ha convertido en otra cosa, lo siento, otras veces cuando me pasa no suelo publicarlo, pero hoy no se poruqé me apetece. Cuando me pongo a escribir, nunca se lo que va a salir, me dejo llevar, esto es lo que hoy a salido. Habrá gente que no lo entienda, lo siento, es lo que hay. Un abrazo para todos.
MARIAN.
Publicar un comentario