domingo, 2 de enero de 2011

capitulo 68 AHORA VOY HA HACER LAS COSAS BIEN

          Marian se levantó con una idea clara, voy a llamar a Fermín, seguro que puede ayudarme. tiene         que saber donde está, me tiene que ayudar.
Era muy temprano , se fue a dar una vuelta , el dia estaba nublado pero no parecia que fuera a llover, se fue para la ermita.Tenia que estar tranquila para poder llevar una conversación sin ponerse a llorar, el día no ayudaba mucho,se sentó en una de las cruces de las ermita, se relajó e intentó hablar con su madre, pero no consiguió nada, lo intentó con Manuel, tampoco consiguió conectar con él.Salió de la ermita frustada por no poder hablar con su madre, nunca fallaba solo tenia que llamarla y ahí estaba, lo mismo que Manuel.Se sentia completamente perdida, ahora si que estoy realmente sola, no tengo a nadie a quien acudir-.Hablaré con Fermín, espero que me pueda ayudar, tiene que ayudarme, tiene que saber donde está y como puedo llegar a él.-
Fue hasta el pueblo y se sentó en la plaza, los bares estaban cerrados , lo unico que habia abierto era la tienda, y la panaderia, se aocrdó de Luisa.Se levantó y fue directa a la panaderia ,seguro que se encontraba con ella, no sabia que día de la semana era, Luisa solo iba a la panaderi temprano los fines de semana, aun y todo fue, pero no la vió.Compró un pan por hacer algo y fue hasta la tienda, no tenia muchas ganas de hablar, pero era la unica forma de pasar el rato hasta poder hablar con Fermín.La conversación fue muy forzada, le costaba mucho hablar.Salió de la tienda, fue para la casa de Fermín- lo veré salir- Efectivamente al los quince minutos de esperar lo vió.
Le saludó con la mano, y Fermín paró el coche.
-Buenos días Fermín.
-Buenos días Marian-le contestó muy friamente
-¿puedo hablar un momento contigo?
-soy todo oidos.
-Aquí no, ¿pudes venir a mi casa?
-no, monta si quieres y damos una vuelta.
Dudó ante la idea de montarse en su coche, le hablaba muy friamente, y se le hacia muy dificil.No habia más remedio que acceder a montarse.
-vale- dijo sumisa.
-soy todo oidos, ¿que quieres de mi?
-¿sabes algo de Manuel? tengo que hablar con él.
-no se nada de él, tu tienes que saber donde está.
-no se donde está, necesito encontrarlo, tengo que hablar con él, se que está enfadado, solo quiero explicarme, tiene que escucharme.Por favor, si tienes posibilidad de hablar con él dile que quiero explicarme, quiero pedirle disculpas.Dile que le echo mucho de menos.por favor diselo,dile que voy a pedir ayuda para que esto no vuelva a pasar,dile que le necesito, no puedo vivir sin él.
-si tengo posibilidad se lo diré¿algo más?
-no.
-¿estás segura? ¿no tenemos una conversación pendiente?
-si, pero es por otro tema, no tiene nada que ver con él.
-eso ya lo se.Cuando te decidas hablamos.
-me vas a yudar con Manuel?
-yo nunca me meto donde no me llaman, lo que tengas con él es asunto vuestro.
-lo se, si tienes posibilidad dile que necesito verlo, nada más. Gracias Fermín por escucharme. Si paras el coche me bajo.
-¿aquí mismo?
-da lo mismo, ya volveré andando.
-tu misma.
Paró el coche y Marian se bajó.Fue andando por la carretera, se acordó del día de la boda de Asier.
Miraba constantemente para atras,-está destrás mio, me está protegiendo, lo se.-Sonrrió- sigue conmigo, ahora estoy segura, solo tengo que tener paciencia, sincerarme con él, te quiero cariño, tienes que escucharme.Me asusté un poco al saber la verdad pero ya pasó, me da lo mismo,se que a mi no me vas ha hacer ningún daño, eres bueno.Es la vida la que te lleva ha hacer cosas que en circunstancias normales no harias,yo misma lo he comprobado.Tienes que perdonarte tu, yo no tengo nada que perdonarte, todo lo contrario estoy agradecida por todo lo que me has dado,por tu ayuda.Te echo mucho de menos,se que vas detrás mio, me reconforta saberlo, cuando quieras te pones a mi lado,haremos este camino juntos ¿porqué te siento pero no te veo? dejamé que te vea, dejamé mirar tus ojos-sintió un beso en la mejilla- gracias, cariño, no te vas a arrepentir, te lo juro. Tendré paciencia hasta que quieras mostrarte como antes, vamos despacio, no hay problema.Perdóname.
Siguió el camino con la sensación de tener su brazo encima de los hombros, no se atrevió a abrazarle ella por miedo a perderle,- poco a poco todo volverá a su ser, si quiero recuperarte ya se lo que tengo que hacer, desayunar para empezar, ni me he acordado, ahora lo voy ha hacer tranquilo, Voy ha hablar con Fermín, para que me ayude a solucionar los problemas economicos, está esperando que lo haga, ya ha llegado el momento,le llamaré y quedaré con él.Voy a empezar a hacer las cosas bien, ya veras sin miedos a lo que pueda pasar-Sacó el movil y marcó el numero de Fermín.
-Gracias Fermín , te debo una. Cuando puedas me gustaria hablar contigo sobre mi problema ecocomico.
-¿ya sabes algo de Manuel?
-si,está aquí conmigo.
-de acuerdo,¿te viene bien que nos veamos esta tarde?
-cuando tu me digas.
-ven a casa a las siete.
-a las siete nos vemos.
Publicar un comentario