jueves, 21 de febrero de 2013

ROSA, MI GRAN DESCUBRIMIENTO








Hoy a pesar de mis recelos, me lo he pasado genial. ¡Lo que me he reído! Pensaba que iba a ser un día aburrido de charlas políticas, económicas, ¡qué va! Rosa, que así se llama la mujer, me ha caído fenomenal, es tan rara como yo, le patina el embrague como a mi, hasta dice que ve fantasmas y que habla con ellos.  Está de supervisora en stop desahucios, es una mujer increíble. Es muy extraño pero hemos conectado nada más conocernos. He hablado cosas con ella que nunca le he contado a nadie y eso es muy extraño en mí. El día a merecido la pena, hemos quedado en no perder el contacto.
A pesar de habérmelo pasado muy bien, no me he quitado a Nekane de la cabeza. Rosa piensa que no debo dejarla sola, que posiblemente esos sueños que tengo con Manuel, son por eso. Yo sigo pensando que son cosas de mi loca cabeza.
Cuando he llagado a casa tenía dos llamadas perdidas de Nekane y tres de Luisa. Con Nekane no he conseguido hablar. Luisa si ha conseguido resulta que está en Burgos, pero como no se llevan bien no le ha contado gran cosa. Intentaré mañana hablar con ella.
Le he contado a Miguel lo de Nekane y hemos terminado discutiendo. Me siento muy presionada. Es muy extraño el comportamiento de Miguel, pues no suele ser tan autoritario conmigo, no se suele meter en mis relaciones, como mucho me aconseja o me da la chapa, pero nunca se enfada. El tema Nekane lo lleva muy mal no sé si es porque intenta protegerme o hay otros motivos de los que no me habla. Desde luego su comportamiento es muy extraño.
Estaba a punto de acostarme cuando ha sonado el teléfono, como no conocía el numero no he querido coger, al momento ha sonado el de Miguel, era Nekane. Le ha dicho que no eran horas de llamar y le ha colgado. No he querido discutir sobre el tema, solo quiero que lo entienda y me apoye, pero sé que va a costar.

Hasta mañana. Agur.

MARIAN.
Publicar un comentario