lunes, 14 de enero de 2013

CUARENTA Y OCHO HORAS





Y sigo con ganas de dormir, dice Miguel que la necesidad de dormir no tiene nada que  ver con la falta de nicotina, que es porque en este mes he dormido poco y mal. Quizá tenga razón, pero a lo mejor paso el síndrome a abstinencia dormida, no me importaría nada. Sea por lo que sea tengo mucho sueño y sigo muy cansada, en vez de estar nerviosa me siento aletargada.
Mañana tengo que ir a trabajar ¿Cómo lo llevaré? De momento se me hace demasiado fácil y eso no es normal ¿a lo mejor si? A saber, ya veremos que pasa mañana.
Hasta mañana. Agur.

MARIAN
Publicar un comentario