sábado, 18 de febrero de 2012

PORQUÉ, PORQUÉ, PORQUÉ


Hace ya tiempo que por mi cabeza ronda la idea de que mi padre me pegó, solo una idea, no tengo el recuerdo. Debió de pegarme para evitar que me acercara a él con malas intenciones ¿Cómo puede tener perversas intenciones una niña de tres o cuatro años’? alguien debió de enseñármelas. Aún me siento mal por este pensamiento, algo de culpa queda. El caso es que parece ser que para evitar los malos pensamientos que yo  inducia a mi padre, debió  de pegarme, pero de momento solo es una idea, me falta el recuerdo completo, solo tengo un par de imágenes. Cuando era pequeña, quizá no tanto, solía contar que mi padre solo me había pegado una vez, justificaba el acto. Ahora creo que lo que yo contaba como una historia aparentemente inventada, no debía de serlo, a lo mejor era verdad. Poco a poco, muy lentamente, cada episodio de mi vida va situándose, lentamente conseguiré rehacer mi historia.

Ya es mala suerte, no sé porqué sonrío, pero está claro que en mi casa todo se arreglaba con golpes. De los únicos que si tengo recuerdos y muchos son los de mi madre. De mi hermana solo tengo imágenes, parece ser que alguna vez se le fue la mano. Los de mi padre, creo que solo lo hizo una vez, son solo un par de imágenes. Por eso me pone tan nerviosa la violencia. Soy incapaz de agredir a nadie físicamente, creo que nunca lo he hecho, si alguna vez lo hice, no lo recuerdo. Pero sé que tengo esa parte dentro de mí, por eso ese miedo a perder el control a dejar que la rabia y el odio afloren en mí. Nunca pegué a mi hija, no podía,  juré que nunca lo haría y no lo hice, a pesar de que a mí se me educó a golpes.

No sé si sirve de algo esto que ha salido a raíz de esta pobre chica. Hay relación porque el hijo de mala madre que la asesinó podía ser su padre era veinte años mayor que ella. No estaban casados. No voy a hablar de él, porque no hay nada que justifique lo que hizo, ni la más terrible historia vivida por parte de él. NADA. Pero si voy a hablar de ella. ¿Cómo es posible que una chica joven, guapa, sana, inteligente ,era abogada, con una familia normal, aparentemente por lo menos, aguante la vida que él le daba? La tenía completamente anulada. ¿Qué puede fallar en la cabeza de una mujer para permitir que la traten como un guiñapo? Que aunque su familia intente sacarla de esa situación no lo consigan. Algo tiene que fallar para que una mujer en esas circunstancias, no se atreva ni a denunciar. Huya de su familia, para evitar enfrentamiento con el maltratador. Algún sicólogo tendrá la respuesta.

Escribiría durante horas el tema, de las mil preguntas que me hago. En el pueblo nadie sabía nada, nadie les conocía. Pero si alguien se hubiera dado cuenta ¿se habría hecho algo?  Yo misma presencie algo, más bien escuche una bronca muy subida de tono, simplemente me quedé escuchando, no supe hacer nada. Sentí la muerte cerca, no supe que hacer, escuché su grito en sueños, no supe reaccionar. Estas cosas que me pasan se me hacen grandes, no sé qué hacer con ellas, pero de aquí en adelante las tendré más en cuenta, dejaré de pensar que son chorradas mías.



Hasta mañana. Agur.



MARIAN

Publicar un comentario