sábado, 25 de junio de 2011

He metido la pata


-¿has visto? Por aquí no se ven mujeres así ¿Dónde se meten?

-esa sí que es una mujer de bandera.

-¡pero qué polvo tiene!

Está claro, no me han oído llegar.

-está para hacérselo así, tal y como está.

-a la que le va a caer un buen polvo en cuanto llegue va a ser a mi mujer, en la cocina mismo, encima de la mesa se la meto.

¡Anda que no lo llevas claro! ¡Idiota…..!

-tráete unas cervezas.

Pena de no tener una cámara de fotos en este momento, para inmortalizar la cara de Manuel al entrar en la cocina.

-¿me quito ya la ropa? O espero a que se vaya Fermín.

-no te he oído llegar.

-evidente. No pongas cara de bueno, no sé ni porque me rio, tenias que a ver visto tu cara, vaya susto te has dado.

-¡coño, nena! No te he oído entrar, tu sí que eres una mujer de bandera.

-ahora no me hagas la pelota, ni me hagas ojillos, ni me mires de esa forma tuya.

-¡QUE PASA CON ESAS CERVEZAS!

-te espera tu colega, no le digas que estoy aquí.

--¿porqué? ¡Vaya tontería, nena!

-no me apetece, ya puedes seguir calentando motores con la mujer de bandera.

No sé porque no quiero ir, la verdad, ya sé que es una tontería, tengo la sensación de haberles pillado en algo, más que a Manuel, a Fermín, no sé, tengo una rara sensación, como que estoy de más. Alguna tontería de las mías.

-para tía buena, mi mujer, le da mil vueltas a esa.

-bah.. a ti lo que te pasa es que todavía estas encoñado, no me digas que si esta se te pone a tiro no la catas.

-como mi mujer ninguna.

-¿está en casa?

Tendré que ir.

-¿luisa?-  dijo Fermín por saludo.

-no sé, no la he visto, no estaba en el pueblo.

-¿no ha quedado contigo?

-ummmm, a lo mejor sí.

-ya, así que no sabes dónde está, no te esfuerces, ya me enteraré donde anda, me voy a casa.

¡Vaya manera de meter la pata! ¿qué estará pasando con Luisa? ¡Qué raro! Luisa no es de esas, algo está pasando. Me podía haber avisado. ¡Qué mal rollo!¡vaya cara de cabreo qué lleva Fermín!

-¿sabes tú algo?- preguntó Manuel ya solos.

-no.

-¿seguro?

-evidentemente NO, si llego a saber algo no vengo. ¿Me estas interrogando?

-no me gustaría que te metieras en rollos que no son tuyos.

-¿a qué viene eso? ¿qué está pasando?

-no es asunto nuestro, pero si Fermín está preocupado, algo pasa, así que no te mezcles.

-no me está gustando nada la conversación, lo que yo haga es asunto mío, que no se te olvide que Luisa es mi amiga.

-ya, nena, tú no te olvides, que Fermín es mi amigo, más que un amigo es lo único que he tenido durante michos años.

-¿se puede saber porqué estamos discutiendo tu y yo? Esto no tiene sentido, seguro que hay una explicación.

-cuando hay mentiras por medio, las explicaciones sobran.

-vamos a dejarlo, no es asunto nuestro.

-no, así que no te metas, ni la llames avisándola, si la ha liado que achuche con las consecuencias.

Por supuesto que la voy a llamar, estaría bueno.
Publicar un comentario