lunes, 26 de julio de 2010

capiulo2 ¿QUE SIGNIFICA SU MIRADA?

El teléfono interrumpió sus recuerdos se sobresalto al oírlo rara vez sonaba su teléfono. Era Manuel
-Hola preciosa ¿Qué haces?
-Pasando el tiempo en el jardín leyendo ¿Dónde andas?
- Te apetece salir a cenar o a dar una vuelta, en una hora mas o menos estoy ahí
-Vale te espero tócame el timbre cuando llegues.
Volvía la ilusión las ganas de verle ,se puso un poco nerviosa por que no sabia que ponerse, si nunca me ha visto arreglada, penso, que mas da lo que me ponga,
Le había dado un poco el sol y tenia la cara un poco roja se miro al espejo y le gusto lo que vio en sus ojos ,había esperanza e ilusión, pero que boba soy se dijo. Se maquillo un poco y espero impaciente a Manuel, lo escucho llegar, y salio corriendo a su encuentro.
Se sonrieron al verse, Manuel le dio un beso en la mejilla, había complicidad en su mirada, no hacían falta las palabras, con mirarse era suficiente, los dos estaban bien juntos
La cena fue cordial, la conversación al princio,era vanal,Manuel hablaba no sentía que tenia que hablar por hablar Manuel lo hacia todo fácil, se fue relajando,dejo atrás sus malos recuerdos y se perdió en su mirada, disfrutando de su compañia
Dieron un largo paseo después de cenar, la noche estaba preciosa hacia una temperatura estupenda,¿ que mas se podía pedir? Se sentía a gusto con la compañía de Manuel que parecía saber lo que ella necesitaba no la agobiaba con preguntas ni intentaba forzar conversación con ella ,simplemente las cosas salían porque si.
El le paso el brazo por los hombros y ella empezó a sentirse incomoda Manuel enseguida se dio cuenta y retiro su brazo.La noche había perdido la magia Marian quería irse a casa de inmediato, pero no le dijo nada, Manuel parecía saber lo que ella pensaba porque sin darse cuenta estaban en la puerta de su casa. Le beso en la mejilla y se despidió de ella
-Hasta mañana preciosa –le dijo- mañana si tu quieres nos vemos.
-Hasta mañana –bajo la cabeza se sentía avergonzada por su reaccion y por que Manuel se había dado cuenta
Entro en casa con una sensación de ridículo espantosa, se enfado consigo misma y le cambio el humor . Se sentía sola, hacia mucho que no tenia esa sensación le gustaba su soledad estaba cómoda, pero ahora echaba de menos la compañía de Manuel . Se tomo una pastilla y se fue a dormir, no quería seguir dándole vueltas a sus pensamientos.
A la mañana siguiente se levanto como siempre a las siete de la mañana ,necesitaba verse en los ojos de Manuel se sitio tonta por ese pensamiento, Manuel solo era su amigo y si no era capaz de comportarse como es debido lo perdería como todo lo demás. Siguió su rutina de todos los días , a las diez salio de casa como siempre, pensó en cambiar el recorrido para no encontrarse con Manuel pero le pareció ridículo, se tomo un café en el pueblo y siguió su marcha , cuando iba llegando a la altura de la casa de Manuel empezó a ponerse nerviosa ,tenia ganas de verle pero se avergonzaba de su comportamiento, vio que su coche no estaba ,siempre lo encontraba en el mismo sitio pero no lo vio como tampoco vio a Manuel, se desilusiono un poco pues era mejor verlo y enfrentarse a su mirada ,pero si no estaba no había nada que hacer, se encendió una alarma en su cabeza ,llevaba muchos tiempo encontrándose con el todas las mañanas, es mas según iba llegando a su casa lo buscaba para ver si estaba donde siempre y saludarlo, aquel saludo formaba parte de su rutina era muy raro que no estuviera ,algo había pasado posiblemente la evitaría por su comportamiento,Se sintió profundamente avergonzada por comportarse de esa manera. Siguió su camino pero no iba a gusto así que acorto su paseo y fue para el pueblo.
Se sentó en la terraza con un café, le pareció verlo pero no estaba segura, se fue acercando y pudo comprobar que era el ,iba con una mujer y entro con ella en el otro bar que había en el pueblo, sintió unos celos tremendos por esa mujer, pero que tonta era por dios no aprendería nunca, pero que tenia que reprocharle cuando solo eran amigos ,no lo conocía a lo mejor tenia pareja ¡Quien le había dicho a ella que Manuel estaba libre? Lo poco que sabia de el era porque a veces lo observaba pero no tenia argumentos para saber si tenia pareja, ella pensaba que estaba solo, que majadería, ¡Como iba a estar solo un hombre así¡ Lo vio salir enseguida y ella bajo la cabeza para que no la viera, se despidió de esa mujer dándole la mano. Marina se puso nerviosa su pareja no puede ser, ¿Quién será esa mujer pues? No quería mirar para que Manuel no la viera pero no podía evitarlo. De repente se encontró con lo ojos de Manuel ,sintió como se ponía roja como un tomate por dios que vergüenza penso.Manuel vino directa a donde ella estaba y la sonrió
-Hola Marian.¿Que haces?
Le devolvió la sonrisa pero bajo la cabeza avergonzada,
-¿Quieres otro café? Yo voy a pedir uno
-Vale ,si sácame otro café.
El volvió enseguida con las bebidas, movió la silla y se sentó a su lado
-Esta mañana no he podido estar para saludarte, ando un poco liado y no he podido estar para darte los buenos días
-No importa,¿Qué tal el trabajo?
-Bien como siempre peleándome con todo el mundo, me tengo que ir enseguida ¿Quieres acompañarme?
-No gracias tengo cosas que hacer –se puso nerviosa, ¿Qué era lo que Manuel quería de ella?
-Pues nada preciosa ,un placer tomar un café contigo, luego si quieres nos vemos ,a la tarde te llamo si quieres-la miro a los ojos y Marian se quedo con su mirada él le acaricio la cara y la beso en la mejilla y se fue
La dejo hipnotizada, su mirada le había traspasado ,su cabeza revivió la conversación, no he podido estar para saludarte ,le había dicho,seguramente estaba equivocada, le había entendido mal, pero su cerebro gravo la mirada de Manuel y su frase.
Se fue a casa con un extraño sentimiento¿Qué había querido decir Manuel ¿se sentía de buen humor. Algo estaba cambiando en ella sentía ilusión ,pero no estoy para llevar una relación de ninguna manera ,no estoy preparada para nada volvía a su cabeza la mirada de Manuel.S entia ganas de sonreír seré tonta pensó no me ha dicho nada todo lo esta creando mi cabeza, se sentía viva y con ganas de hacer cosas.
Llego a casa y se hizo la comida, estaba como flotando, no se podía quitar de la cabeza la mirada de Manuel .Salio a comer al jardín ,se imagino dando un paseo con Manuel de la mano por la playa, se sentía llena de vida tenia ilusión, volvió a sentir su mirada,¿Qué había en aquella mirada? Es protección y apoyo, yo la estoy equivocando con otras cosas es mi amigo ,tengo que conseguir que sea mi amigo .
Se levanto a por su cuaderno para retomar su escritura.
Siempre me han impresionado la mirada de algunas personas ,hay miradas que no me dicen nada, algunas me dan miedo ha. Hay tengo yo una fijación ,me gusta mirar a la gente a los ojos cuando me hablan asi se si son sinceras, antes no podía hacer eso no era capaz de mirar a nadie a los ojos. Siendo niña no podía soportar que alguien me mirase fijamente y tenia que bajar loa ojos.La mirada fría de mi madre era lo que no soportaba, a veces veía odio en su mirada y me asustaba otras veces era una mirada vacía sin vida mi madre no permitía que le mirásemos a los ojos tenia que bajar la cabeza, lo curioso es que no recuerdo que nunca me dijera que no la mirase, pero mi madre se comunicaba perfectamente sin hablar, con esa mirada suya te trasmitía muchas sensaciones. De repente siento esa mirada de odio de mi madre, la tengo delante, siento miedo ,es un miedo sin sentido pero es real.Tenia unos ojos color avellana, que a mi me impresionaban muchos perdido esa sensación de hace un momento, me gustaría volver a sentirla y analizarla pero la he perdido, eran unos ojos de gato, mi madre tenia ojos de gato. Un animal que por cierto siempre me ha gustado, en casa siempre teníamos gatos.Me gustaba retar a los gatos con la mirada, se ponían nerviosos y sacaban las uñas.Tenia uno que siempre venia cuando me metía a la cama y siempre le hacia lo mismo, le miraba muy fijamente hasta que se iba maullando asustado, todas las noches hacia lo mismo, si el no venia yo lo llamaba ,mi hermana me decía que algún día me iba a tacar pero el pobre se limitaba a salir corriendo de la habitación ¿ por qué haría yo eso? Supongo que me llamaba la atención el poder que tenia mi mirada sobre el. Que ahora que lo pienso la misma que tenia mi madre sobre mí a veces lo cogia y lo sentaba en mis piernas y lo acariciaba hasta que le oía ronronear, solo me daba por asustarlo a la noche. Yo creo que los gatos me gustaban por que son muy independientes, entran y salen de casa cuando les da la gana,a veces desaparecían días pero siempre volvian.Estoy divagando porque he perdido la mirada de mi madre pero no vuelve así que voy a dejarlo de momento.
Como no podía concentrase en la escritura,se levanto y pensó en su economía ,encendió el ordenador y se puso a trabajar un rato, como no tuviera cuidado su economía se iba a resentir, así que se sentó a trabajar, Cuando se levanto del ordenador esran casi la siete de la tarde, pensó en Manuel no le había llamado, que pena pensó, pero que tonta que soy,¿Por qué iba a llamarme? Pensó en ir a dar una vuelta al pueblo, y si lo veía allí que haría a lo mejor piensa que he ido por el , muchas veces había salido Marian a esas horas a dar una vuelta y mas de una vez lo había visto siempre en el mismo sitio y tomándose una cerveza. Se quito esos pensamientos de la cabeza y salio a dar una vuelta.
Se sentó en la terraza del bar,a tomar un café, era un poco tarde para eso pero le apetecía, la vio Luisa una vecina del pueblo y se sento con ella, era de las pocas que habían conseguido cruzar alguna palabra con Marian desde que había decidido aislarse del mundo.La verdad es que esta mujer le caía bien, se había sentado muchas veces con ella para tomar un café cuando la veia.Tenian una charla animada cuando vio salir a Manuel del otro bar, lo observo Manuel hizo la de siempre, se sentó en el asiento de piedra que había en la puerta del bar con una botella de cerveza en la mano. Marian se sintió incomoda lo lógico hubiera sido que fuera a saludarle pero no se previa, siguió charlando con Luisa pero sin dejar de observarle, siempre le veía solo, saludaba a todo el mundo pero nadie se sentaba con el este debía de ser su momento de descanso,y no parecía que tenia ganas de estar con nadie.estaba mirándole cuando se encontró con su mirada, Marian sintió como le subían los colores a sus mejillas,Manuel se levantó al verla y se acerco a ella ,
-Hola Marian-dijo Manuel con una sonrisa-Luisa –les dio un beso en la mejilla a las dos, acerco una silla al lado de Marian y se sento, ¿Qué tomáis?
-Yo nada –dijo marian –ya me vale con el café que me he tomado
-Yo tampoco quiero nada,
-Donde anda Fermín, hace días que no le veo,
-Ahora vendrá he quedado aquí con el,
Manuel volvió a mirarla como antes y Marian le sonrió, se sentía a gusto con Manuel a su lado, parecía resolver los problemas tontos, en los que ella sola se metia ,sin ninguna dificultad ,se sintió observada por el, quería mantener la calma pero se estaba poniendo muy nerviosa ,siguió la charla con Luisa para poder tranquilizarse, que tenia ese hombre que la ponía tan nerviosa? Era su mirada, había ternura en su mirada eso es lo que había ,ternura, se dejo llevar por su mirada, dirigía la conversación a el para poder mirarle, eso es lo que había percibido de el en el hospital, ternura, por eso había estado tan a gusto con el, sentía su protección eso era lo que Manuel le estaba ofreciedo,no tenia porque ponerse nerviosa con el ni pensar cosas raras, intentaba seguir la conversación solo por tener un motivo para mirarle, se dio cuenta de que se quedaba desasido tiempo perdida en su mirada, porque no sabré actuar con normalidad? Debería de irme antes de hacer el ridículo y que excusa pongo para irme ahorra por dios como me complico yo sola la vida,
-Hay viene Fermín- dijo Luisa
Se acerco a la mesa y le dio un beso a Luisa en la boca
-Hola a todos menos a uno –dijo Fermín
-Que te den capullo.
Fermín hizo como que le pegaba un puñetazo y se sentó al lado de Luisa.
-Nosotros vamos a picar algo aquí ,os animáis?-dijo Fermín
-por mi si ,tu Marian te animas?
Tenia la excusa perfecta para irse ,no llevaba dinero suficiente, así que tenia que irse
-Ya me gustaría pero no he traído dinero así que mejor me voy
-Si es por el dinero yo te invito-le dijo Manuel-si quieres irte a casa ya te acompaño
-Bueno ya que me invitas me quedo- por dios que manera de mirarme, me desarma ,como voy ha decirle que no si me lo esta pidiendo con la mirada, no se que me esta pasando, para evitar problemas debería irme ya, pero es que quiero quedarme, estoy a gusto aquí,
Fermín empezó ha contar chistes y anécdotas divertidas y Manuel le siguia,Marian reía de buena gana de verdad que se lo estaba pasando bien, cada vez que Manuel la miraba algo se revolvía en su interior, se estaba poniendo nerviosa y si notaban algo empezó a reír de una manera un poco exagerada para calmar los nervios pero fue peor empezó ha sentir que hacia un ridículo espantoso y dejo de reírse.
Manuel se levanto
-Ahora vuelvo tengo algo que hacer.
-Ha donde ira este mangarran ahora,- y siguió con sus chistes,Marian reia de una forma controlada para quedar bien, y no llamar la atención
Manuel apareció vestido con una bata de mujer que le sobraba por todas partes, se había puesto por pechos un relleno de servilletas, que se le salían por el escote, Fermín se metió con el
-Será marrana que nos esta enseñando las tetas, tápate guarra
Marian no pudo aguantar la risa, ahora reía con ganas
-Ahora vuelvo tu deja de mirarme las tetas guarro.
Salio de nuevo y se había pegado las servilletas con cinta aislante se había cerrado el escote para que no se le escapasen
-Es por la dieta sabes ahora necesito unas cuantas tallas menos, pero con el sueldo de fregona no me llega, huy perdón que he olvidado los aparejos
Entro de nuevo en el bar y salio con una escoba un trapo y el mocho de la fregona, se fue directo a Fermín
-Aparta marrano que mira como lo has puesto todo levanta los pies
Manuel se agacho para meter el mocho y Fermín le dio un cachete en el trasero
Marian no podía dejar de reír ,sabia que Manuel estaba haciendo eso por ella para hacerla reír así que no se reprimió y rió con ganas
-No le toques el culo a Manolita que pasa no te vale con el mió,
-No le hagas ni caso a esa celosa, que yo estoy mas buena y es envidia lo que tiene-Manuel se sentó encima de Fermín-verdad mi amor que yo estoy mas buena deja a esa por mi
-Sera guarra la Manolita esta, sal de encima de mi marido
-Déjala mujer no ves que esta necesitada-dijo Marian siguiendo la broma, se estaba animando de verdad,
-Gracia guapa, tu si que vales no esta celosa que lo quiere todo para ella.Una pregunta mona tu como haces para sujetarte las domingas,y no se te escapen?
-Yo las dejo sueltas da lo mismo-noto como se ponia roja por lo que acaba de decir, y por la mirada de Manuel.
-Quédatela tu si la quieres a ver si ahora va a resultar que le gustan las fregonas como Manolita-dijo Luisa fingiendo estar enfadada.
Marian se quedo sumergida en al mirada de Manuel le empezó a latir el corazón como loco,
-Anda y quédate con tu maridito, que no me sirve para nada,que se la he visto y la tiene pequeña
-Mas quisieras tu habérsela visto, muerta de hambre,que se te ve que no tienes quien te la meta.
Manuel pego un rabinazo se le soltó el escote y salieron las servilletas,
-mira encima las lleva falsas ya me parecía a mi que tanta teta no podía ser . ves marido, no vale nada es de goma.
Marian no podía dejar de reír pero tenia en su cabeza la mirada de Manuel.
Manuel se sentó al lado de Marian ,que enseguida busco su mirada, su corazón latía con fuerza estaba totalmente descontrolado.¿Que esta pasando aquí ¿ Seguía riendo las bromas pero no podía dejar de mirarle ,necesitaba su mirada, Marina estaba emocionada por dios esa mirada dulce apasionada con que Manuel la miraba la tenia hipnotizada,
-Bueno señores abra que irse –dijo Manuel –mañana abra que trabajar digo yo
Marian no tenia ninguna gana de irse estaba demasiado a gusto, hacia mucho que no pasaba nada en su vida, ahora se daba cuenta de lo sola que estaba y no le apetecía nada irse a casa, pero no encontró ninguna excusa valida así que pagaron y se fueron.
-Te acompaño –dijo Manuel-vamos
De camino a casa a marian le entraron ganas de cogerle la mano, y de pasar la noche paseando con el de la mano.
-Me ha encantado oírte reír ,te pones muy guapa cuando ries,
-Gracias por todo Manuel de verdad que me lo he pasado muy bien hacia muchísimo tiempo que no me reía tanto y con tantas ganas.
-Me alegro eso era lo que buscaba
Llegaron a casa de marian Manuel se puso delante de ella la miro a los ojos y le acaricio la cara
-un placer haberte hecho reir,cuando quieras lo repetimos-marian casi no lo escuchaba estaba perdida en sus ojos, le dio un beso en la mejilla
-buenas noches preciosa nos vemos mañana si tu quieres-se fue.
Marian abrió la cancela pero no entro en casa se quedo sentada un rato en las escaleras, no le apetecía nada entrar en casa, seguía perdida en la mirada de Manuel, hacia poco que se había ido y ya le echaba de menos.Volvia a estar sola,lo que hasta ahora había sido su vida se le cayo encima la soledad que ella misma se había impusto.Pero no se sentía preparada para llevar una relación con nadie y menos si era sentimental, primero tenia que averiguar qué era lo que la atormentaba que había dentro de ella que no la dejaba llevar una vida serena, estaba llena de contradicciones, de preguntas sin respuesta, había dejado ese tema de lado, era mas fácil, y como estaba sola,no tenia tanta necesidad de revolver en su pasado, pero las cosas habían cambiado, había aparecido Manuel, en su vida y sin darse mucha cuenta la había abierto la puerta,y ahora no podía cerrarla
Publicar un comentario