viernes, 24 de septiembre de 2010

capitulo 23¿QUE HAGO CUANDO MI CEREBRO NO ME MANDA PALABRAS?

Marian salía todos lo días con Manuel de casa,cada uno iba en su coche.Desayunaban juntos en las Vantas,se les unía Femín que todas las mañanas se tomaba un café con ellos.Marian tenia la sensación de que estaba de más,Ellos hablaban de sus cosas,no encontraba hueco en la conversación,así que desayunaba rápidito y se levantaba la primera para ir a la oficina,solian estar un rato hablando en el aparcamiento antes de montarse en los coches e irse,Marian se preguntaba de qué hablarian.Manuel necesitaria algún tipo de desahogo y Fermín es su confidente,llevaban años tomando el café todos los días a la misma hora.Se quitó el recelo de su cabeza,seguro que hablaban de futbool o de coches,que eran sus conversaciones favoritas. Jose Mari llamó a su puerta como todas las mañanas para hablar con ella,Le caía bien ese hombre,la trataba afablemente y con mucho respeto,no tomaba ninguna decisión sin antes hablar con ella,estaba muy agusto con el trato que recibía de él,ella siempre le escuchaba principalmente porque sabía del negocio,y necesitaba sus consejos antes de hacer nada.
 -¿como lo llevas jefa? te veo un poco seria
-no,que va,estoy bien.¿ya tenemos organizado lo de la boda del domimgo?
-Más o menos,hay que llamar a los extras,te encargas tu o lo hago yo.
 -Ya llamo yo,¿como van las cosas ahí fuera?
-Como siempre marchando,quería hablar de un tema contigo.
 -Dime.
-Marian tienes que hablar más con los clientes,ese es tu trabajo,tu eres la mujer de Manuel y quieren verte.Los clientes habituales están acostumbrados al trato personal con Manuel,y lo echan de menos,tu puedes hacer lo mismo que él o mejor,las mujeres para esas cosas teneis más habilidad.
-Ya se que tienes razón ,pero es que lo de hacer la pelota, no se me da muy bien.
-tendrás que hacerlo la gente lo pide.
-Ya veré,me voy a dar una vuelta por ahí para que me vean por lo menos.
-Muy bien jefa,hasta luego pues,que pases un buen día.
 -lo mismo te digo Jose Mari.
 Se dió una vuelta rapidita y salió del hotel. Antes de montarse en el coche llamó a Manuel
. -Hola gatita ¿qué haces?
 -echarte de menos.
 -Todo bien?
-si,todo bien,con Jose Mari todo va bien.
-Estupendo entonces,¿qué vas ha hacer ahora?
-Me iré a tu casa.
 -Nuestra casa.
 -Te veo al mediodia.
 -Vale gatita hasta luego.
    Estaba en la cocina mirando por la ventana,tomandose un café,se imaginó a Manuel,hablando con alguna clienta,riendo con ella,se qutó el pensamiento de la cabaza,pero se sentía inquieta,no estaba agusto,algo rondaba por su cabeza pero no sabía qué era lo que la inquietaba.Se fué para el jardín estaban colocando el suelo donde iba a poner la mesa y la celosia,como no tenía ganas de hablar con nadie se metió enseguida en la casa,subió al desván,desde que se encontró la carta de Manuel solia mirar de vez en cuando,para ver si encontraba alguna sorpresa suya.No había vuelto a encontrar nada. No conseguia entretenerse con nada,bajó de nuevo a la cocina cogió el telefono y llamó a Manuel
-Hola gatita qué haces?
-Aburrida,pensando en ti.
-¿qué es lo que andas pensando?
 -nada de lo que te está imaginando.
 -¿nos vamos a comer por ahí?
 -Por mi vale, me apeece pasar el día contigo.
-¿Pasa algo?nena.
 -No, simplemente me apetece pasar el día con mi marido¿algún problema?
 -Ninguno,nena ,lo que tarde en llagar.
-Te espero, en el otro lado,voy a cambiarme de ropa.
 Se fué para casa,queria pasar un buen día,con estar con él se me pasara,en cuanto me diga cuatro tonterias,me cambiará el humor,aunque no estoy de mal humor,estoy nerviosa y no se porqué,¡qué agobio! Se vistió,se puso el vestido que sabia que a Manuel le gustaba,se iba a pasar el día provocandole,se maquilló,quería estar guapa para él. En seguida escucho el coche,respiró hondo,no nervios,no mal humor.
 -Donde andas gatita?
 -arriba, ahora bajo,ya estoy.
 Manuel subió la escalera y se asomó a la habitación.
-Hola guapa,ya estás?
-Si,ya nos vamos.
 -¿No te falta algo?-le dijo sonriendo-nena
 -tu eres el que ha llegado,te corresponde a ti acercarte.
La abrazó y besó dejandola flotando.
-¿qué te pasa? ,cariño,algo tienes.
 -No lo se,me siento un poco inquieta,pero no tengo ni idea del porqué,así que déjalo y como ha venido pasará.
 -Vamos a perdernos por ahí,hace un día ideal para ir al restaurante de la frontera,como es pronto nos damos un paseo por ahí arriba.
Se monteron en el coche subieron por esos caminos de monte que Manuel conocía,nunca repetia ruta,siempre la llevaba por sitios distintos. Pararon en una entrada.
 -Nos sentamos aquí un rato.
Marian se bajó del coche.
-hay un rio,vamos a meter los pies.
 -¡cómo te gusta meter los pies en el rio! se descalzó y se metió en el rio,Manuel la siguió.
 -¿Te gustaria que nos perdiesemos por ahí unos días?
-No,tenemos muchas cosas que hacer ahora,solo es hoy cuando necesito un poco de tranquilidad y disfrutar de la compañía de mi marido.
La abrazó y besó como hacía él siempre poniendo todo el sentimiento en cada cosa que hacía por ella. -No se porqué pero me siento intranquila,necesito tenerte cerca,hacer el amor contigo,no se, hacer algo distinto,estar aquí contigo,tranquilos, es suficiente.
 -Me gustaría saber que es lo que te inquieta,a mi me tienes siempre,no tienes más que llamarme que aquí estoy.Pero sigo pensando que algo te ha pasado, algo ha tenido que ser el desencadenante para que te encuentres nerviosa.
-Pues no lo sé, la verdad,¿porqué tiene que haber un motivo para que quiera pasar el día contigo?
 -No le des la vuelta a la tortilla,nena, que no es eso lo que he dicho,sino todo lo contrarío,no necesitas ningún motivo para pasar el día conmigo.
-Pues ya está dejalo estar. -
Va siendo hora de ir a comer,vamos.
 -Vale-dijo de mala gana. Manuel frunció el ceño.
-Gatita sabes que te quiero verdad?
-si,Manuel.
-Sabes que conmigo puedes hablar de lo que quieras verdad?
-Que si,Manuel,dejaló ya.
Marian salió del rio y fue a ponerse los zapatos.
-Tengo los pies mojados,con lo mal que sienta ponerselos así,tenía que haberlo pensado antes.
 -¡qué más da! vete descalza. -
Estás como una regadera.
-Si,nena, por ti-la abrazó con fuerza intentando fusionar su cuerpo al de ella.-te comia,nena.
Se dejó llevar por sus besos y sus caricias ,eso era lo que necesitaba.Empezó a sentirse muy excitada y lo paró,todavía no ,pensó. -Para que me pierdo,¡por Dios!. -No es eso lo que quieres? que te bese y te coma?nena¡por Dios cómo me pones!-la besó-te quiero mi vida,te quiero más que a mi propia vida,por mucho que te lo diga nunca voy a ser capaz de definir con palabras lo que siento por ti.Las palabras me parecen poco. Se acabó el control de su cuerpo ahora era ella la que lo acariciaba y lo besaba,tenía necesidad de él,queria hacerle el amor en ese momento,ahí mismo.Sentir esa intimidad que le proporcionaba sentirlo dentro de ella,en ese momento tan especial que no había cabida para nada más que ellos dos solos. Sintió un deseo rabioso por él,quería gritar al mundo -es mio no lo toqueis,solo mío-.Manuel se dejó llevar, lo desnudó con violencia fruto del deseo que sentia por él.´Notaba cómo iba perdiendo el control de su cuerpo y de su cabaza,reprimia las ganas de llorar,Manuel le agarró las manos,ella se resistía,quería tocarlo,sentirlo suyo hacer con él lo que a ella le diera la gana,no iba a llorar gritaría si hacía falta,pero llorar no.Manuel la sugetó por los brazos,no la dejaba moverse,se estaba agobiando,tenía que soltarla ¡Ya!la miró a los ojos,había rabía y deseo a la vez,sin soltarla la tumbó en el suelo y se puso encima de ella,levantó sus brazos y la sugetó por las munecas. -Te deseo Marian. Marian se agitó para soltarse,las lagrimas recorrian su rostro.Manuel la soltó se puso a su lado y la abrazó. -Termina con lo que has empezado-dijo llena de rabía. -Así no, cariño,no nos vamos a mover de aquí hasta que no hablemos,hasta que no me cuentes qué es lo que pasa por tu cabeza,o como minimo cual a sido el desencadenante. -Dejalo por favor realmente no lo se,de verdad. -Si lo sabes,habla Marian. -dejame en paz,¡Ya! no tengo nada que decirte. -¿quieres que me vaya? -yo no he dicho que te vayas.He dicho que me dejes en paz.Solo queria pasar un día bonito contigo. -Vale ¿qué nos lo impide? dime qué he hecho yo para que no sea así. -Todo y nada. -Explicaté, no entiendo tu razonamiento. -Vale ,dejalo,por favor. -Vamos a comer.-Se levantó y cogio su ropa. Marian se quedó tumbada,se le habian quitado las ganas de todo,solo quería hacerse muy pequeñita, evaporarase y salir volando.Desaparecer. Manuel se arrodillo,al lado de ella,le acarició y besó su cara con muchisima dulcura,ella lo miró. -Cuanto estas sufriendo,cariño,te quiero,vamos a pasar un día bonito tu y yo solos,no necesitamos de nadie tu y yo, nena. Marian se levantó se recompuso el vestido y se fué para el coche.Fueron todo el camino sin hablar ella miraba por la ventana para no tener que mirarle. No era capaz de saber lo que sentía,había pasado la rabia ,quizas ¿indiferencia? se le habian quitado las ganas de todo,si hubiera estado en casa se hubiera metido en la cama a dormir,esperando que pasara solo. Llegaron al restaurante y el dueño los condujo a la mesa de siempre. -¿quieres que me vaya? -No-otra vez las ganas de llorar, las iba a controlar como fuese,no iba a llorar. Manuel la cogió la mano y ella lo miró.-Cuanta dulzura hay en su mirada-pensó, le sonrrió como pudo tragandose las lagrimas. -Te quiero cariño. Por mucha resistencía que puso las lagrimas salian de sus ojos solas,respiró hondo y las volvió a controlar. -Vaya lucha que tienes contigo misma. No podía contestar-respiración abdominal-se dijo-era la mejor forma que había encontrado para dominar la ansiedad,se centró en su respiración iba ha hacer que hoy fuese un día bonito con Manuel. Él la obsevaba sin decir nada. Poco a poco consiguió tranquilizarse consiguiendo el dominio de su cuerpo. -Gracías. -¿porqué? -Es lo que siento en este momento,gracias por todo,por aguantarme,por apoyarme,por todo. -Gracias a ti por dejarme hacerlo. -Me ha dicho Jose Mari que debia hablar más con los clientes. -Es conveniente que te vean y que puedan hablar contigo. -Me da apuro,no se de qué hablar con ellos¿podias estar unos días conmigo? -Claro,cariño.Pero es muy fácil,con que los saludes,con una de tus sonrrisas y les preguntes que tal ya está, normalmente son ellos los que hablan. -Con lo que hablaba yo en la tienda,me llebava a todos los clientes a mi tarreno. .-No vas a tener ningún problema en cuanto lo hagas dos veces,saldrá solo,como cuando estabas en la tienda. -Ven conmigo los primeros días. -Eso, está hecho,guapa. -Tu en el otro lado hablas mucho con los clientes? -Si,ese es pate de nuestro trabajo,darles coba a los clientes. -Ya -A que tienes miedo? -Cuando trabajaba en hostelería era todo simpatía y sonrrisas,pero a veces hay quien se equivoca y interpreta una sonrrisa por una insinuación. -Si, hay mucho hijo puta suelto.¿qué hacias? -Se acababan las sonrrisas,me volvia mas seca que un felpudo.¿tu que haces cuando alguien se equivoca? -La esquivo como puedo,normalmente es suficiente,se dan por enteradas,si no se lo planto directamente,estoy casado y no me interesa más mujer que la mia.Se acabó el problema. -Les dices eso? -pocas veces he tenido que llegar a eso pero alguna vez ya lo he hecho. -Me hubiera encantado oirte. -¿tienes dudas? -No, te creo capaz de eso,solo que me hubiera encantado oirlo,me hubiera sentido orgullosa de ser tu mujer,no me estoy explicando bien,me hubiera chuleado de ser tu mujer. -Te estas volviendo un poco chulita ultimamnete no?-riendo - - Me temo que si,tengo motivos para chulear o a mi me lo parece.Nunca me había dado por hacer estas cosas pero ahora me gusta.Me siento muy afortunada de tenerte a mi lado.A cambiado mi vida tanto desde que estoy contigo,que a veces me da la sensación de que todo el mundo me envidia,se que es una tonteria pero es así.Miro a otras parejas y no creo que sientan ni hayan vivido lo que tu y yo vivimos. -Así es, lo que tu y yo estamos viviendo juntos,pocas parejas lo han vivido,los dos somos muy afortunados de tenernos.Bueno yo más.-dijo guiñandole el ojo. -Igual cuando llebamos muchos años estamos igual que ellos. -Depende de nosotros,aunque no me imagino mirarte y sentir indiferencia,como les pasa a muchos hombres cuando miran a sus mujeres,a veces oigo cosas de ese tipo y me da pena.No permitamos que eso nos pase a nosotros,está en nuestras manos -No me puedo imaginar no sentir nada cuando me miras o me tocas. -El sexo que tenemos tu y yo,no se si habrá pareja que pueda mejorarlo,yo diria que no,y sabes porqué? porque tu y yo hacemos el amor,circula electricidad entre nosotros,nuestros cuerpos han aprendido a expresar lo que siente nuestro corazón. -Me encantaria tener tu facilidad de palabra,yo nunca hubiera sido capaz de decir eso,aunque lo sienta. -Es fácil,dejo que las palabras salgan sugún llegan a mi boca,intentalo es cuestión de practica, no pienses en lo que vas a decir solo dilo,no censures,deja que las palabras salgan solas. -No es tan fácil. -Intentalo por lo menos. -¿qué hago cuando mi cerebro no manda palabras a mi boca?¿cómo soluciono eso? -Relajandote,en vez de ponerte nerviosa y agobiarte.Relajaté deja que tu cerebro se desbloquee y lo reinicias como un ordenador. -No sabes la impotencia que me entra cuando mi boca busca palabras que no encuentra. -Lo imagino no tengo más que verte,pero ahí no puedo ayudarte,cada vez que lo intento,te pones peor,te pongo más nerviosa,y yo también siento mucha impotencia de no saber como aliviar tu dolor. -Lo se, vamos a dejar el tema. -no se porqué, estamos hablando tranquilamente sin más ,no tiene más importancia que una símple conversación. -Una cosa como la de hoy,con Oscar hubiera supuesto irnos a casa y una semana sin hablarnos,como minimo.Sin embargo tu haces que me tranquilice.Si,soy muy afortunada de tenerte a mi lado,más que tu, antes de que lo digas. -¿Te pasaban cosas así cuando estabas con él?. -No,ni mucho menos,habia cambios de humor,sin saber porqué o a veces si pero me los callaba.ya se le a cruzado el cable solia decir.Las cosas que me pasan contigo no me habian pasado nunca,o por lo menos no así,siempre he dominado bien mi cuerpo y mi lengua.Mi cuerpo ya ha conseguido pasar de mi,me descontrolo totalmente,pero a mi lengua le está costando más. -Que me lo digan a mi,pero lo conseguirás.Analiza lo que ha pasado hoy.¿cuando has hablado con Jose Mari?a la mañana no?cuando me has llamado por primera vez antes o después? -Después. -Siempre me alegro cuando me llamas, me gusta saber que estás pensando en mi de verdad,pero me ha extrañado.Primera pista ¿Porqué no me has contado lo que te preocupaba en ese momento?porque a ti te preocupaba la conversación que has tenido con Jese Mari sobre los clientes o no? -Si, me he agobiado un poco y he pensado que lo hablaria contigo. -Pero no lo has hecho, no me has dicho nada. -Ya. -Tu cerebro,quizas inconscientemente, ha detectado de que algo no andaba bien,me has vuelto a llamar y no me has dicho nada,solo que te apetecia estar conmigo,me estabas pidiendo ayuda a gritos y no te has enterado. -No se que decirte. -Has sentido un miedo horroroso ante la nueva situación,todo inconsciente eh? has hecho que tu cerebro se bloquee,así es más fácil.Cuando te has relajado has hecho que tu cerebro vuelva a funcionar y has sido capaz de hablar de lo que te preocupa, la pregunta es ¿porqué no lo has hecho en la primera llamada? -Porque en ese momento me parecía ridículo molestarte con eso y además te he imaginado hablabdo con los clientes en el otro lado y no me a gustado, -Nada de lo que tengas que decirme me va ha parecer una tonteria si a ti te preocupa a mi tambien si es una tonteria llegaramos los dos a esa conclusióm.Además tu no me has imaginado hablando con clientes en general habla claro ,me has imaginado hablando con alguna lagarta. -Si pero me lo he quitado de la cabeza enseguida. -Te equivocas,te lo has guardado todo,no has querido pensar en ese momento.Pero no lo has descartado,no has pensado .Da lo mismo con quien hable él me quiere a mi.¿a que no has pensado eso? -no, simplemente no he querido pensar en ello. -La proxima ves que me imagines o me veas hablando con alguna lagarta piensa.Manuel me quiere a mi,está loquito por mis huesos,nunca haria nada para dañarme,¿vale?.Intentelo y luego me lo cuentas,es fácil no hagas complicado algo tan sencillo.Fijate la que se ha liado cuando lo unico que tenias que haber hecho era decirme lo que te preocupaba en la primera llamada. -Tu lo haces todo muy fácil. -Es fácil,tengo razón o no? piensa en lo que te he dicho.Ahora si que cambiamos de tema,pero solo despues de haber hablado y haber llegado a alguna conclusión.Vale,nena? -Vale y de qué vamos a hablar ahora listillo? -de lo guapa que te has puesto hoy por ejemplo. -¿como puedes pasar de pagina tan fácil? -Porque es lo que quiero hacer,quiero verte reie,quiero ver el brillo de tus ojos.¿qué has pensado cuando te has puesto ese vestido?-Marian se puso roja como un tomate-Dilo. -Tenerte todo el día encima mio y echarte un-se quedó callada. -dilo. -Ya sabes lo que iba ha decir. -Dilo quiero oirtelo decir,suelta la palabra que te ha mandado tu cerebro. -Echarte un buen polvo ¿contento? -Muchisimo.-Manuel se reia,volvia el brillo a los ojos de Marian-osea que tus planes eran estar todo el día provocandome, no gatita? -Me encanta ver el deseo en tus ojos te salen llamas,me gustaria que los vieras. -No necesito verlo,me vale con ver esa misma llama en tus ojos. -Me estoy volviendo una pervertida sexual. -Será solo conmigo no? -Sólo con tigo,te diré más eres el único hombre que me tiene todo el día pensando en el sexo. -¡Esta es la Marian que yo quiero ver¡ la que suelta lo que le viene a la boca sin censuraralo.¿ves qué facil? -¡si claro!porque se que lo que te voy a decir te va a gustar,así es fácil. -Ahora vengo.-Manuel se levantó y se fue para el coche.!por Dioe cómo me gusta este hombre!soy la mujer más afortunada del mundo.-Lo vió regresar con un paquete en la mano. -¿Qué es eso? -Algo que pensaba darte en otra ocasión,pero me parece que ahora es el momento adecuado. Acercó la silla al lado de ella y le cogió la mano. -.Gatita,tu y yo estamos moralmente casados,y eso es lo que más importa.Pero falta algo,quiero sellar ese pacto moral contigo-abrió el paquete que llababa , sacó una de las cajas la abrió y sacó un anillo.-quiero que llaves esto como prueba material de mi amor por ti.Para que no tengas ninguna duda de mis sentimientos,cuando te ronden las dudas o esos miedos que te entran.Mira este anillo y piensa.Este anillo es de Manuel,que solo me quiere a mi,que vive para hacerme feliz,que siente un amor por mi imposible de definir en palabras,por mucho que quiera adornarlas,en su cabeza estoy las veinticuatro horas del día y nunca haria nada que me hiciera daño,no conscientemente por lo menos-La besó. -Gracias,pero yo no tengo un anillo para ponertelo. -Si,lo tienes-le pasó la otra caja. Lo cogio y tragó saliba. -Con este anillo Manuel,quiero darte las gracías,por ser mi amigo,mi confidente y mi marido,por aguantar mis cosas,por apoyarme y por aceptarme tal y como soy,aunque sea más rara que un perro verde tu me aceptas como soy y no intentas cambiarme. -Cuanto más te conzco más me alegro de tenerte a mi lado. -Es mi turno,tienes que dejarme hablar sin interrumpirme.Nunca he conocido a nadie como tu,que aporte tanto a mi vida,me tranquilice y me haga sentirme como tu lo haces,especial.Yo tambien te tengo en mi cabeza las veinticuatro horas del día.No tienes ni idea lo que has cambiado mi vida,en todos los aspectos,nunca había conseguido conectar con nadie como contigo,ya no podria vivir sin ti,yo si que moriria si te pierdo.Solo le pido a dios o quien sea que no te separe de mi,quizá soy un poco egoista,pero estoy intentando remediarlo.Tu estas siempre a mi disposición y yo quiero estar bien para ti,no se que más decirte.Que te quiero con toda mi alma-sonrrió traviesa-Además que se enteren todas esas lagartas,de que eres un hombre casado,ya llebas alianza de hombre casado. -Eres auténtica, cariño,eso es lo que te pasa,si hubiera muchas personas como tu en la tierra,se acababan los problemas.No te conoces,Marian ,tienes que llegar a conocerte como yo te conozco y te daras cuenta de lo que vales,de la fuerza que tienes,si en vez de luchar contra ti luchas por ti no habria nada que no pudieras conseguir,lo veo en tus ojos,cariño.El afortunado de tenerte soy yo.No eres egoista lo que te pasa es que te has creado tal muralla para protegerte del mundo,que no te deja ver más allá.La tiraremos entre los dos,ya lo verás y no habrá nada que te pare,nadie podrá volver a dañarte,veras como lo conseguimos.-La besó como siempre,dandolo todo,tranmitiendole todo el amor que tenia para ella. A Marian le costó separarse,queria inmortalizar el momento en su celebro. -Ahora la otra parte de mi regalo,como todos recien casados nos falta el viaje,yo lo he elejido por los dos,espero que te guste.Es un sitio que está en Lerida,es una casa muy tranquila está en la montaña,yo no he estado,pero me han habblado muy bien del sitio.Es el sitio ideal para relajarse,meditar y todas esas cosas que a ti te gustan y te hacen bien.He contratado una semana,por las fechas que vamos creo que estaremos solos o casi solos,mejor.El mejor momento para ir es octubre o noviembre,en pleno otoño,tiene que estar precioso Tenemos que decidir cuando nos vamos. -cuando tu digas yo no tardo nada en hacer la maleta. -Vaya día llebamos nena y todavía nos falta algo importante. -Qué -Ese gran polvo que vas ha hecharme. -Nos vamos a dar una vuelta? -estoy a tu entera disposición. -Como me mires así lo hacemos aquí mismo,desnudate. Manuel empezó a soltarse el cinturón. -¿serias capaz? -Estamos solos,solo queda el viejo,que estará aconstumbrado,¡lo que habran visto sus ojos!además suguro que le alegramos el día. -Estás como una ragadera. Manuel le llebó la mano a su paquete. -Te das cuenta de lo que me haces?yo por metertela hago lo que sea. -¡Qué bruto eres! -No te asustes, tu has provocado esta hichazón,tu tienes la culpa ahora no te hagas la estrecha que en tus ojos veo que estás deseando que te haga el amor-la besó . -Nena,que me descontrolo,¡qué manera de besarme!. -Para que te enteres bien de lo que tu provocas en mi. -Vamos que la liamos de verdad. Fueron paseando de la mano.Marian se sentía feliz de su mano le transmitia confianza y protección como un padre ¡qué tonteria acabo de pensar!se sintió un poco incomoda con su pensamiento. Llegaron al mismo sitio de la otra vez.Marian se sentó y Manuel te tumbó en la hierba,empezó a jugar con ella hasta que consiguió que se tumbase con él. -Ahora qué gatita que tienes que decirme?-no paraba quieto con sus manos-Me deseas? -con todo mi ser-le dijo mirandole fijamente a los ojos. -dímelo. -Te deseo,quiero hacer el amor contigo sentirme tuya,y hacerte mio.-Cerró los ojos para gozar de las caricias de Manuel,se dejó llevar por el deseo de su cuerpo,por esa necesidad de expresión.volveria hacer con su cuerpo lo que no podia hacer con su boca.Aunque tambien la utilizó para darle placer,hicieron el amor como siempre gozando con cada caricia,de cada mirada y de cada beso.LLegaron los dos al orgasmo a la vez sintiendose una sola persona gozando a la vez.Se quedaron abrazados durante mucho tiempo intentando alargar al maximo esa union que sentian cuando dejaban a sus cuerpos expresarse solos. -Te quiero,nena-pero Marien se habia quedado dormida.La dejó dormir un rato. Marian se fue despertando poco a poco,sintiendo las caricias de Manuel,siguió con los ojos cerrados,se sentía tan agusto que queria prolongar ese momento al maximo,notaba el calor del cuerpo de él.Notó como el pene de él volvia a estar en erección,sonrrió pero siguió muy quieta y con los ojos cerrados.Las caricias de manuel pasaron de ser dulces y cariñosas a acariciarla con deseo. -te quiero ,gatita. Marian abrió los ojos y se encontró con la mirada de deseo en sus ojos se metió en ellos.Solo con su mirada era capaz de excitarse muchisimo.Recorrió su cuerpo con sus manos,volvia a desearlo buscó sus labios y se enganchó a su boca para saciar su sed de él. Mientras se besaban Manuel la pentró despacio,sintiendo el roce de su cuerpo,movian sus caderas despacio disfruatndo de cada movimiento. Necesitaba de su mirada,meterse dentro de él aprovechando sus ojos. -Gracias.le dijo ella -No quiero que me sigas dando las gracias,esto es lo que hay,esto es lo que los dos sentimos,vamos a difrutarlo,no nos debemos nada. Llegó un orgasmo más pausado con menos urgencia que el antarior,se enganchó a su boca para compartir con él el goce que sentía,Manuel la embistió con más fuerza,para vivir a la vez la misma experiencia. -Ahora que venga alguien a decirme que este no es el amor perfecto-dijo-que alguien me diga que lo que me pasa es que estoy encoñado. -¿quien te dice eso? -Algunas personas cada vez que se me llena la boca hablando de ti. -¿Fermín, por ejemplo? -¿Fermín? no,nena,ese cabrón se pasa el día tomandome el pelo,se alegra de verme bien,ya veras cuando se entere de que hoy dos y seguidos. -Ni se te ocurra contarselo. -Cuando coincidamos los cuatro, claro que se lo voy a decir,se va a poner verde de envidia-dijo riendo -Pareceis crios los dos,estais como una regadera. -Te aprecian mucho los dos,que lo sepas,les caes bien,dicen que hacemos muy buena pareja. -Me alegro, es la familia más cercana que tienes,y puede ser delicado si las cosas no van bien.A veces me parece que paso un examen con Fermín,que me observa. -No creo que sea así,serán cosas tuyas,si puede ser cierto que te obseve pero siempre será para bien,para ayudarte,o para saber que decirte,o caete reir. -Ya -¿Qué te preocupa nena? Te suelo ver hablando mucho rato en el aprarcamiento,me suelo preguntar de que hablais,pero me parece demasiado pedirte explicaciones-la calló con un beso. -De ti,casi siempre hablamos de ti,ultimamente eres mi tema de conversación ya te lo he dicho. -Pues vaya. -¿te molesta? -Miedeo me da -Te llevo todo el día en mi cabeza,me paso el día hablando de ti,creo que hasta los aburro,pero tranquila de sexo no hablo. -¡faltaria más!..Me estoy quedando fría. -Ya te caliento.-Empezó a acriciarla de nuevo. -Lo que yo digo,estás enfermo,te voy a llebar al médico. -Estoy enfermo de ti,me tienes malo todo el día. Regresaron dando un paseo al restaurante,estaba empezando a anochecer,las horas de sol cada vez duraban menos-Qué pena-pensó-el invierno aquí se hace muy largo. -Sigues teniendo frío? -Tenía que haber cogido una chaqueta o algo. -Tengo un jersey en el coche ¿tomamos algo? -Un café me vendria bien,pero dentro, fuera hace frío. -A sus ordenes señora,a mandar-le diji riendo. -¡será bobo! Le trajo el jersey,enseguida se lo puso. -Así estoy mejor. Manuel se rió. -te sienta muy bien con ese vestido que llevas.Estas muy mona. -Di lo que quieras pero yo así estoy agusto,me da lo mismo que no me quede bien. -Pero si te he dicho que estas muy mona! -Siempre me ha gustado ponerme jarseys de hombre,así grandes. -No tenía ni idea,cuenta,cuenta. -¿quieres dejar de tomarme el pelo? -No, cariño, eso nunca. -Te he dicho en serio lo de ponerme jerseys grandes,así como este de lana,mullidito. -Lo que te pasa es que eres una mimosa,te gusta que te hagan mimos. -Si, eso también,me gusta que me hagas tu mimos.Pero no creo que tenga nada que ver con eso,o si ,tu eres capaz de buscarle la relación rápido. -En este momento no tengo la información suficiente,pero todo es cuestión de pensarlo. -Cuando empecé a salir con amigos,me encantaba ponerme los jeseys de mi padre,salia a la calle con ellos,me metia en su habitación sin que se enterasen lo cogia y en la calle me lo ponía seguro que me quedaban fatal,pero yo iba encantandisima,lo hice un montón de veces,hasta que me pillaron.Un día que llevaba su jersey y nos fuimos al paseo nuevos a esquivar las olas,que nos encantaba por cierto,me empapé,como casi siempre, siempre acababa calada,no pude gardar el jersey y no había explicación .La verdad es que era un poco tonta,pero no supe que hacer con el jersey mojado,así que me descubrí.Me encantaba ir al paseo nuevo a ver como saltaban las olas.Hoy en día no te dejan ni acercarte,pero era divertidisimo. -Estoy muy cansado¿nos vamos a casa? -con el día que llavamos no me extraña,creo que me voy a ir directa a la cama. -¿sin cenar?¿me vas a dejar solo? -No, tu te vienes a la cama conmigo.Sin rechistar. -Primero cenamos algo. -¡Qué pesadito eres con las comidas!¿no te puedes saltar ni una? -No ,y tu tampoco y se terminó la discusión.-la besó en los labios para dar por zanjado el tema.-vamos a casa. Marian se quedó dormida nada más poner el coche en marcha. -Nena, ya hemos llegado,despierta dormilona. -Ves? tengo que irme a la cama directa. -Te encanta dormir,pero vas a tener que esperar,aquí soy yo el que lleba los pantalones y te digo que no te vas a la cama sin cenar algo.-la besó para no dejarla contestar.Ella estaba empeñada en contestarle,pero cada vez que abría la boca él ponía su boca encima.Cuando Marian decidió no contestar subieron a casa. Manuel puso la mesa sacó cosas para picar a ella le sacó un yogur y algo de fruta. -¿Ya puedo hablar? -Depende de lo que vayas a decir,si quieres que te siga besando protesta,que a lo mejor no cenamos ninguno de los dos y terminamos haciendo el amor atra vez,que todo es cuestión de ponerse. Manuel empezó a partir queso y marian se lo iba comiendo. -Y eso que no quería cenar y ahora se come mi comida-dijo dandole un pedazo de pan. Cenaron enseguida. -Ahora si nos vamos a la cama,ha hacer el amor,a ver la tele ,a lo que tu quieras. -A dormir,a lo mejor tanto sexo no es bueno. -Te puedo hacer cambiar de pinión en cualquier momento,pero nos vamos a ver un poco la tele y a dormir,estoy agotado,nena. Subieron a la habitación,Manuel dormia desnudo pero ella ya habia empezado a ponerse pijama para dormir.esperó a que se desnudara,lo empujó a la cama y se sentó encima de él. -Y ahora dime ¿quien lleva los pantalones? Fué a contestar,pero ella lo besó. -Di algo,listillo.-marian se reia. Abrió la boca y ella volvió a taparsela con la suya.Sin saber muy bien como se encontró debajo de él. -Estás jugando con fuego,nena. -¿porqué listillo? -Porque no te vas a librar de que vuelva a hacerte el amor. -Tu me castigas cenando,pues yo te voy a castigar sin hacer el amor,¡solo hoy eh! -Ya vas tarde,no puedes besarme como lo haces y pretender que esta lo ignore. -¿qué le pasa ahora a esa? -que la estas volviendo loca. -¿me quieres? -Más que a mi vida. -Pase lo que pase?¿haga lo que haga? -Te quiero a ti con todo lo que supone. -Vale entonces hagamos otra vez el amor.
Publicar un comentario