viernes, 30 de julio de 2010

capitulo4 VISITA RAPIDA A LA FAMILIA

Paso por el hotel con miedo de encontrase con el, no le vio, se sintió aliviada sabia que si lo veía en ese momento no iba ser capaz de irse, le había dejado entrar demasiado en su vida, si solo fuera a el no le importaría pero Manuel tenia una vida que ella tendría que aceptar, unas relaciones personales con otras personas que tendría que admitir en su vida y la verdad no estaba por la labor. Su vida era mas sencilla sola, estando completamente sola, así lo había decidido y así seria .Cuando volviese con un poco de suerte Manuel pasaría de ella después de la faena que le iba ha hacer, si lo pudiera coger y llevárselo a una isla desierta donde estuvieran los dos solos si lo aceptaría pero eso no era posible ni sano por otro lado, no, era mejor alejarse poner tierra por medio y dejar que las cosas se arreglasen solas, después de lo que iba ha hacer no iba a querer saber nada de ella, tengo que dejar de pensar en el. Cuando ya estaba bastante lejos del pueblo paro ha desayunar, desde que había desayunado en el bar del hotel no había probado ningún alimento.
Pidió un buen desayuno y se sentó ,volvía a su cabeza Manuel, y ella lo sacaba de su cabeza,cogio un periódico y se puso a echarle un vistazo, se aburrió en seguida .Tenia que pensar que iba ha hacer esos dos días, pensó en su familia si, se dijo es buen momento para hacerlas una visita.
Prácticamente no tenia contacto con su familia era mejor así había decidido que era mejor vivir aislado de todo el mundo, incluso de su familia no era capaz de definir los motivos pero era lo que quería hacer y ya esta, en estos tres años los había visto a sus hermanos solo dos veces y porque se había dejado convencer, bueno pues había llagado el momento de hacerles una visita corta, muy corta.
Se montó en el coche y puso rumbo a casa de su hermana mayor, no había mas que media hora de coche así que antes del mediodía estaba tocando el timbre de la puerta de su hermana.Estaba como siempre los años no parecían pasar por ella, se sorprendió al verla, la hizo pasar, su cuñado también estaba como siempre, no entendía como su hermana podía aguantarlo, pero bueno ese era su problema, salieron a dar una vuelta antes de comer. Conocía a mucha gente del pueblo asi que le toco saludar a un montón de gente ,fue cordial pero no tenia muchas ganas de hablar, se daba cuenta de que no se estaba comportando como era debido, además siempre había sido muy simpática con todo el mundo y seguro que pensarían que algo le pasaba –que les den pensó, no se ni para que he venido- .Su hermana tampoco estaba muy comunicativa con ella parecía que estaba enfadada,-será por el imbecil de su marido, ha este yo ya le había enseñado la puerta hacia tiempo, en fin es su problema- penso.Marian estaba bastante arrepentida de haber ido tenia que haber tirado para otro lado, la conversación en la comida fue de lo mas forzada, su cuñado la hacia sentirse muy incomoda-ya me habéis vuelto a ver el pelo en esta casa pensó-si por lo menos estuvieran sus sobrinos los oiría discutir entre ellos y seria mas ameno, en fin ya se donde no voy a volver. Ayudo a su hermana a recoger la cocina y salieron a dar una vuelta ,fueron hasta la que había sido la casa de sus padres, era una casa muy bonita pequeña con una gran terraza, su cabeza se lleno de recuerdos,había pasado su infancia en aquella casa y aquella terraza, pero como ya no les pertenecía la vieron desde fuera, tocaron el timbre de la vecina de toda la vida la que las había visto crecer,la que lo sabia todo o casi todo de ellas, algún día tenería que venir a charlar con ella seguro que tiene mucha información que me vendría bien tener. Cuando la vio se quedo bastante cortada se encontró con una anciana ,llevaba muchos años sin verla,-el tiempo no pasa en balde- pensó-si yo ya soy una mujer adulta pues claro ella tiene que ser una anciana.-pero en cuanto le hablo le pareció la mujer de siempre, entraron en su casa que tampoco había cambiado nada estaba tal y como la recordaba, seguía teniendo hasta la cocina de leña, cuantas horas había pasado en esa cocina ,cuantos recuerdos,y eran buenos siempre se había sentido a gusto con Marta, hablaba sin parar como siempre, la interrogó como siempre con la diferencia de que ella ya no era una niña y desviaba la conversación cada vez que le interesaba ,estas igual que tu madre le decía , igualita perece que la estoy viendo. Pasaron toda la tarde con ella, salieron de su casa con un montón de bolsas de verdura que Marian le dio a su hermana pues ella no las iba a aprovechar. Retuvo en su cabeza todos los recuerdos que le llegaban se podría a escribirlos en cuanto se quedara sola.Se despidió de su hermana, que le hecho el sermón de siempre no podía comprender ese empeño suyo de vivir alejada de todo el mundo teniendo una familia como tenia, era mejor así le contesto y se monto en el coche dejándola con la palabra en al boca.
Su hermana pequeña vivía en el pueblo de al lado ,se fue acercando pensando en buscar un sitio donde pasar la noche, en el primer sitio que vio la posibilidad se instalo con su maleta, era pronto para cenar así que se encerró en su habitación y saco su cuaderno, momento ideal para remover su pasado.
Siempre le han gustado los ríos , he convivido con uno casi pegado a mi casa,lo mismo que ahora de adulta, había oído muchas historias de ese río contadas por los mayores, desde lo que se llegaba a pescar hasta las tragedias vividas en ese río, pero para mi siempre a tenido mucha atracción, el ruido del agua cuando baja tranquila me tranquiliza y cuando baja con toda su bravura me impresiona muchísimo pero me atrae ver su fuerza.Cuando de casada íbamos al camping mi sitio ideal era la orilla del río pero cuando todo el mundo estaba durmiendo, solía ir muy temprano para que nadie me molestara, disfrutar del silencio, solo oír el sonido del agua, sentía una paz enorme, hasta que empezaba a moverse la gente por ahí entonces desaparecía y no volvía en todo el día, alguna vez bajaba de noche pero muy pocas pues había que explicar el porque y no me apetecía nada, siempre he sido bastante rarita y me he sentido bastante incomprendida. Recuerdo la atracción que me producía el rio cuando a causa de la lluvia creció tanto que se desbordaba cuantas veces se habrá inundado la huerta de Marta, todos estábamos pendientes del rio,y yo la primera, era como un imán para mi, me pasaba el día mirándolo y no por las perdidas como hacían los demas.Un dia siendo muy pequeñas mi madre nos llevo al río, la marea estaba muy baja y se podía bajar, fue una locura de mi madre en ese momento nos llegamos a mojar los pies y todo, pero con una advertencia no se podía contar y menos a mi padre, no sabria explicar el motivo pero ahora da lo mismo, lo curioso del tema es que yo después de tantos años me acuerde de eso ,seguramente a mi madre también le atraía el rio igual que a mi, curioso.Recuerdo otra vez ya bastante mas mayor una riada que yo recuerde la única de esa magnitud que se inundó el barrio completamente nos quedamos aislados ,aquella si que fue gorda por aquel entonces mis padres tenían huerta y mi madre preocupada por su cosecha me hizo acompañarla a ver la huerta,no pudimos ni entrar, resultaba muy peligroso ella lo intento y enseguida se echo para atrás y otra vez a callar y no decírselo a nadie,y menos a mi padre que habíamos estado allí, nunca que yo sepa se había inundado esa parte ,como todo lo demás que paso en aquella riada, teníamos una especie de caseta que llamábamos gallinero porque en algún momento hubo gallinas, era donde mi madre guardaba todas sus conservas,y la sidra de mi padre y muchísimas cosas mas todo lo que estorbaba en casa iba a para al gallinero, allí había media vida mía ,era otro de mis lugares favoritos de juego de muy pequeña me gustaba hacer casas con la leña porque también había leña para el fuego, mientras mi padre la cortaba yo me hacia casas con los pedazos que el me daba que no servían para quemar porque eran pequeños o tenían una forma muy cuadrada y me los apartaba para mi , allí es donde iban a parar los juguetes que no terminaban en la basura ,estaban las herramientas de carpintero de mi abuelo, que ya había muerto estaban todas roñosas y estropeadas pero para mi y creo que para mi padre eran toda una reliquia,la riada acabo con todo aquello, hubo que tirar todo yo lo pase muy mal ,me empeñaba en que las cosas se podían salvar solo había que limpiarlas y ya esta pero nada, acabo todo en la basura, aquel sitio ya no fue lo mismo para mi ya no había nada que me interesase, bajaba cuando me mandaban a por algo y nada mas ,a mas mayor que guardaba.habia perdido todo interés para mi.
Recuerdo cuando me dijeron y hasta me acuerdo quien fue que los reyes eran los padres yo me negaba a creérmelo, no podía ser, que mi madre me regalase esas cosas si siempre terminaban en la basura ,los juguetes en mi casa desaparecían al dia siguiente de empezar el cole¿Cómo iba mi madre a gastarse el dinero en comprarme esas cosas que tanta ilusión nos hacían si acababa tirándolas siempre? Tenia que ser mentira. Recuerdo un año que yo ya andaba con la mosca detrás de la oreja y nos llebaron a comprar lo juguetes fuimos con una vecina ,el caso es que yo presencie lo que se había comprado vale los reyes son los padres pero a la mañana siguiente me encontré una casita, con mi nombre que desde luego delante mio no se había comprado, los reyes existían no había duda, mí madre no me había podido comprar esa casita, era imposible, no me quería lo suficiente, como para regalarme algo que me importaba tanto, creo que fue el único juguete que yo recuerde que acabo en la basura pero ya de viejo y usado, no recuerdo como era pero jugué con ella muchísimo, recuerdo el comentario de mi vecina –esto no se lo tiraras no? Mira que ilusión le ha hecho,-
No creo que fuera ese año pero si recuerdo cuando ,a base de insistir mi prima de que los reyes eran los padres , se me ocurrió preguntárselo a mi madre encima delante de todos incluyendo mi prima, si era verdad lo que ella decía lo hice convencida de que me iba a decir que los reyes existían ,pero ella con el tacto que tenia me dijo que los reyes eran los padres ,me sentí como una idiota muy humillada, creo que hasta se rieron de mi ,o yo lo viví así, me dejaron como la tonta de casa por no darme cuenta de lo que pasaba en realidad con los juguetes.Me lo tuve que creer no había mas remedio pero no me cuadraba que mi madre me comprase nada que me gustara ,para ella los juguetes eran trastos que molestaban, los trataba a patadas,y a mi eso mi dolía eran mis cosas, hasta que desaparecían y ya no había trastos por medio, un día llegábamos del cole y las cosas habían desaparecido,como era posible que fuera ella la que nos comprara los juguetes si luego hacia eso?
No me extraña que ahora no tenga apego a casi nada material ,mí madre me enseño a que las cosas no tienen ningún valor, eso si que lo entendí bien, de echo me olvidaba enseguida de los juguetes manos mal que nos pasábamos la vida en al calle,y allí con un balón o poco mas nos lo pasábamos muy bien,yo solo compro cosas cuando las necesito, no me siento mas que nadie o menos por ejemplo tener un gran coche ,para nada mientras me lleve me vale y así con todo lo demás no he entendido nunca ese afán por acumular cosas, de presumir cuando te compras algo me siento ridícula, es mas las cosas nuevas no me gustan no tienen personalidad.
No me pasa lo mismo con las personas es todo completamente distinto justo al revés que con las cosas ahí es donde radica realmente mi problema.
Dejo el cuaderno y se acostó en la cama, no solía ver la televisión le aburría muchísimo, la puso para sentir algo de compañía, a ella le gustaba el silencio pero quería que su cabeza se concentrara en algo y así no pensar, pero no le resulto efectivo en su cabeza estaba Manuel ,saco el libro de la maleta para probar suerte , pero tampoco.
Se sentía avergonzada por lo que había hecho, por su huida, estuvo tentada de llamarle pero que iba a decirle era mejor dejar las cosas como estaban ya pasaría , consiguió dormirse pero muy ligeramente cualquier ruido la despertaba y Manuel volvía a su cabeza, incluso llego a soñar con Manuel no tenia claro que era lo que había soñado solo que la llamaba.
A las siete de la mañana se levantó, sé ducho dejo que el agua recorriera su cuerpo tenia que relajarse ,había tomado la decisión correcta ahora lo único que tenia que hacer era dejar correr el tiempo y que todo se arreglase por si solo.
Salio a las ocho de la habitación con sus cosas, bajó a desayunar, tenia que hacer tiempo era demasiado temprano para ir a cualquier sitio no podía presentarse en casa de su hermana tendría que esperar, aguanto hasta las nueve, fue a una cabina y llamó a su hermana, descolgó su cuñado, pregunto por ella, ya se había marchado, no dijo que era ella, pero su cuñado le reconoció la voz, y la hizo subir a casa cuando le dijo que estaba cerca.
Luís no tenia nada que ver con su otro cuñado era muy cariñoso y siempre habían mantenido una buena relación. Realmente se alegraba de verla, la hizo pasar al interior de la casa, su sobrina pequeña estaba en la sala no recordaba la ultima vez que la había visto ,entonces debía tener unos diez años y ahora se encontraba con toda una mujer que la miraba de la misma forma que lo hacia su madre, tenia la misma mirada no tan dura como ella la recordaba pero esos ojos eran los de su madre y la cara también , era la misma imagen que su abuela de joven si le cambiaba el pelo, no recordaba a su madre con el pelo rubio, y la comparaba con cualquier fotografía de su abuela tenían que ser idénticas, la miraba tan intensamente que la niña se sintió incomoda
- perdona mi niña es que eres igual que la amoña
- y también igual a ti ,todo el mundo me lo dice, la ama tine una foto tuya y a veces me la saca y dice que somos idénticas, dicen que actúo igual que tu
- ¿Cómo se lleva ser igual que la tía rara? Que sera eso lo que te dicen de mi seguro
- Por mi no hay problema cada vez que lío alguna te hecho a ti la culpa y listo
Se rieron las dos a la vez
-Si hasta os reís igual, que pasada.-dijo Luís-has desayunado marian?
-si tranquilo, yo estoy servida
-Voy ha hacer café de todas formas, no habrás variado tus costumbres cafeteras no?
-Que va, sigo poniéndome ciega a cafés
-Enseguida vendrá Maria a saludarte, tiene que traer al bicho ,lo deja aquí mientras ella se va a trabajar, y tan bien se pone ciega a cafés
-Quien es el bicho?
-La hija de tu sobrina Marian , Maria a tenido una niña tiene un año y nos esta volviendo locos a todos. Ahora la vas a conocer.
Marian sintió vergüenza por no saber que ni tan siquiera estaba embarazada Maria, en fin ya no se puede hacer nada.
Luís saco los cafés para los tres que estaban en ese momento, no se había sentado cuando empezó a sonar el timbre sin parar
-Voy a abrirle antas que nos queme el timbre, ya llego la revolución con lo tranquilos que estábamos.-dijo su sobrina
Enseguida apareció una preciosa niña casi tambaleándose, que al verla se refugio en los brazos de su Aitona. Y escondió la cabeza, igual que solían hacer ellas de pequeñas, la timidez era una característica de la familia,
Marian tubo que aguantarse las ganas de llorar, al ver a la niña, cuando entro Maria y la vio tan mayor no pudo aguantar la llorera y se puso a llorar Maria la abrazo y lloro con ella
-Bueno ya esta bien solo falta que te vea así tu hermana que estará apunto de llegar, con lo llorona que es.
Se sentaron a tomar el café, la niña seguía escondida en los brazos de Luis,Marian se acerco y le dio un beso como pudo, la dejo en paz, por experiencia propia sabia que era lo mejor.
En seguida volvió a sonar el timbre y Luís fue a abrir la puerta, cuando apareció su hermana con la niña en brazos Marian no pudo reprimer la emoción de verla, por dios si hace cuatro días eras tu la que llevabas a tus hijas en brazos-le dijo llorando como una magdalena
-Ahora si que la hemos liado dijo Maria tenemos llorera para rato, aita cállalas que la niña se va a asustar
-Ya habéis oído chichas estáis asustando a la niña así que a callar.
-Vaya recuerdo que la voy a dejar a la niña voy a pasar de ser la tía rara ,a la tía llorona.
Pasaron la mañana hablando de sus cosas de los cambios de la familia y de su hermana mayor, que no lo estaba pasando bien ,pero la decisión la tenia que tomar ella y dejar a ese impresentable que tiene como marido.

Salieron a comer fuera y no tubo mas remedio que hacer la ruta de los primos que se encontraban en ese momento en el pueblo, casi le hacen una verbena al verla si algo recordaba de la familia de su madre es que eran muy ruidosos, aguanto el tirón hasta que empezó a agobiarse demasiado y le dieron ganas de salir corriendo, momento de irse.penso.
Se despidio de todo el mundo prometiendo que no pasaría tanto tiempo hasta dejarse volver a ver, sabiendo que no lo iba a cumplir.
Se monto en el coche aliviada de estar nuevamente sola, puso música suave y se encamino hacia donde tenia que coger el barco que la alejaría de todo,y le ayudaría a olvidar.
Cuando le faltaban pocos kilómetros paró en el primer sitio que vio habitaciones para pasar la noche, esta noche tengo que dormir bien, se dijo, como no tenia que embarcar hasta media mañana ,se tomo una pastilla y sin cenar ni nada se acostó, que la noche pase rápido pidió.
Para las seis de la mañana ya estaba despierta y con la sensación de haber vuelto a soñar con Manuel que volvía a llamarla, ya pasara se dijo, he tomado la decisión correcta, así es mejor.
Se fue para el puerto, aparcó el coche ,y se fue ha hacer todos los tramites que tenia que hacer antes de embarcar, tenia la sensación de que el reloj no funcionaba cada vez que lo miraba le parecía que no había pasado el tiempo, a veces le parecía ver a Manuel a lo lejos, estoy obsesionada con él se dijo en cuanto me monte en al barco pasara, todo es cuestión de tiempo,
Se compro unas revistas para pasar el rato pero no había manera de quitarse a Manuel de la cabeza, tenia su mirada gravada en su cerebro, y todas las cosas que le había contado, lo bien que le hacia sentirse la serenidad que sentía al escuchar se voz.Intento convencerse de que había tomado la decisión correcta, es mejor estar solo así no vamos a sufrir ninguna de los dos ya me olvidara como espero olvidarle yo a él, pero esa mirada de Manuel le perseguía por todos los lados, esa dulzura en muy pocas personas la había visto casi por no decir que en nadie.Nadie la había mirado con esa dulzura y comprensión.por dios ya vale tengo que hacer algo para quitármelo de la cabeza, tengo que dejarlo en un bonito recuerdo pero nada mas cuanto mas me alejo de el mas pienso ,mas le hecho de menos.
Subió al barco obligándose a seguir a delante con su decisión, de poner tierra de por medio, se fue derecha a su habitación, no tenia ganas de hacer nada no estaba de humor para seguir ningún tipo de protocolo en aquel sitio, había ido a estar tranquila y a olvidar, no a relacionarse con nadie ,así que se quedo en su habitación, hasta que se hizo de noche, ceno algo ,y se sentó a escuchar el sonido del agua , seguía habiendo gente por todos los lados volvió a su habitación y espero a mas tarde para salir.Imposible quitarse a Manuel de la cabeza, revivía cada comentario suyo la historia que le contó sobre el tiempo que llevaba observándola, lo que ella había sentido estando con el antes de que apareciese esa tipa,como había reaccionado el ante sus celos, no se había enfadado, la había cogido de la mano, había dejado claro a esa tipa que estaba con ella, la había mirado con cariño cuando fueron a la oficina, no se había enfadado con ella, había hecho precisamente todo lo contrario, la había apoyado, la había sacado de la situación y ella era la que se había enfadado, era ella la que había sido una desconsiderada,la que se había portado como una entupida, pero que he hecho por dios para una vez que encuentro alguien que merece la pana ,lo estropeo con mis tonterías, me comporto como una idiota y encima me enfado yo, no él ,que lo único que ha hecho a sido tratarme con cariño ,sin pedirme nada a cambio, solo mi compañía. No había tomado la decisión corecta , para nada ,ahora se daba cuenta de su error, el no me había hecho nada soy yo con mis miedos y mis dudas, era el momento de decidir, que haría ahorra tenia que intentar seguir con esa relación a donde sea que fuera,no podía perder a la única persona que parecía comprenderla y encima no le pedía nada,solo que le dejase estar con ella.Tambien era posible que ya no quisiera saber nada de ella, después de haberse comportado como lo había hecho ¿Qué clase de amiga o compañera voy a ser si ante la mínima chorrada salgo huyendo? Seguramente ahora que me ha conocido de cerca no quiera saber nada de mi.pero ya voy a intentar arreglar las cosas en cuanto pueda bajarme de este sitio lo llamare para pedirle disculpas a ver que pasa,¡pero que tonta soy por dios¡
Se le hicieron los días interminables, casi no salio de la habitación, solo cuando tenia que comer,o cuando pensaba que no se iba a encontrar con casi nadie en cubierta.Se pasaba los días imaginando que estaba con Manuel, le echaba muchísimo de menos, se daba cuenta que a lo mejor se estaba haciendo falsas esperanzas pues posible mente el no quisiera saber nada de ella, pero tenia que intentarlo por lo menos.
Publicar un comentario